Míchel: "¡Árbitro, para el partido, me están llamando maricón!"

Míchel: "¡Árbitro, para el partido, me están llamando maricón!"

El entrenador del Málaga comunicó al cuarto árbitro unos insultos homófobos en el Camp Nou

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSO Málaga

El grito de “¡Míchel, Míchel, Míchel, maricón, maricón, maricón…!” es una fea costumbre que se viene repitiendo de forma lamentable durante décadas en los campos españoles a raíz del ‘affaire’ que protagonizó el hoy técnico malaguista con el futbolista del Valladolid Valderrama (temporada 1991-92) cuando irónicamente le tocó los genitales al colombiano en el transcurso de un partido y enmedio de un pique.

Aquel episodio sigue coleando. El sábado Míchel trató de detener el choque en el Camp Nou. Ante los cánticos habituales le espetó al cuarto árbitro, Sánchez Alba: “¡Árbitro, para el partido! Me están llamando maricón!”. La falta de respuesta de este hizo que añadiera: “Eso no se lo dices, ¿eh?”, en relación a que en ocasiones estos ayudantes trasladan al juez principal otro tipo de incidencias que en ocasiones acarrean castigos disciplinarios para los entrenadores. En Míchel pesaba también el malestar tras la concesión del 1-0 en un flagrante error arbitral, con un balón que rebasó claramente la línea de fondo.

Los comentarios lo desvela en un vídeo el programa ‘El día después’ (de Movistar +), habituado a ofrecer vídeos de episodios que se dan en los terrenos de juego que pasan inadvertidos para la mayoría de las cámaras y los aficionado. En el comportamiento de Míchel hay mucho de su habitual ironía, pero en el fondo subyacía una profunda crítica a la labor de los trencillas.

Fotos

Vídeos