Míchel y Arnau ‘se conforman’ con un delantero centro

Borja Bastón celebra un gol ante la Real Sociedad durante su etapa en el Eibar.
Borja Bastón celebra un gol ante la Real Sociedad durante su etapa en el Eibar. / EFE

El club sólo correrá para traer al ariete, y en el resto de los puntas no tendrá prisa

Sergio Cortés
SERGIO CORTÉS

El foco de atención está puesto en el portero (Roberto) y los centrales, pero a los aficionados les preocupa que a día de hoy, a la vista del planteamiento que existe y del cantado adiós de Sandro, el Málaga no cuente con un solo delantero para la próxima temporada. Pero en el seno del club tanto el director deportivo, Francesc Arnau, como el entrenador, Míchel, no se muestran excesivamente apurados en este aspecto. Ambos ‘se conforman’ con incorporar a un delantero centro durante estas dos semanas para que pueda comenzar la pretemporada.

El ‘nueve’ que más gusta es Borja Bastón, que además está encantado de estar a las órdenes de Míchel, aunque su cesión del Swansea es difícil

Un día más, el Málaga sigue a la espera de noticias sobre la salida de Sandro vía pago de su cláusula de rescisión. El sábado, después de algunas publicaciones de la prensa inglesa, parecía poco más o menos que el canario ya pertenecía al Everton. Incluso, en un alarde de desconocimiento por parte de no pocos medios, se hablaba de que se había cerrado el traspaso cuando la única cuestión es que el club de La Rosaleda nada tiene que negociar con el equipo comprador, sino simplemente que este llegue con la cantidad fijada en el contrato del punta.

Sea más temprano o más tarde, nadie en el club cuestiona que Sandro dejará el Málaga, por lo que desde ese momento la primera plantilla se vería teóricamente sin delanteros. A Charles se le comunicó que su contrato no iba a ser renovado mientras que Santos y Peñaranda no entran en los planes de futuro. A poco que se den las circunstancias normales, la marcha del primero de estos es muy factible a corto plazo.

Peñaranda, ofrecido

El caso de Peñaranda no es muy distinto. Se pactó con el Watford una cesión por temporada y media, pero después de su pobre rendimiento durante los primeros cinco meses se descarta su continuidad. Su club de origen ya sabe que Míchel no contará con él y por eso ya ha empezado a moverse en el mercado. De hecho, ya lo ha ofrecido a varios equipos de la Liga, como el Deportivo o el Alavés, para tratar de cerrar cuanto antes una operación ventajosa para todas las partes.

Pese a este panorama, en el Málaga no se precipitarán a la hora de configurar la zona de ataque. La única prioridad es contar cuanto antes con un delantero centro y, al menos en este caso, sí existe cierta prisa. El ‘nueve’ que más gusta es Borja Bastón (interés adelantado por ‘As’), aunque su cesión del Swansea es difícil. El hijo del que fuera guardameta del Burgos o el Atlético de Madrid cuenta con una ficha alta y además el club galés pagó por él 18 millones de euros.

Decisión tomada

Fuentes cercanas a la operación apuntan que el futbolista tiene tomada la decisión de venir al Málaga y que es la única opción que contempla. La razón es sencilla: está encantado ante la posibilidad de estar a las órdenes de Míchel, un técnico del que tiene magníficas referencias.

Es evidente que el Málaga también cerraría alguna operación más en ataque si se pusiera a tiro económicamente y el futbolista convenciera plenamente. Pero en este caso tanto Arnau como Míchel coinciden en que conforme pasen las semanas habrá puntas muy interesantes en el mercado que no cuenten para sus equipos. De ahí que esta vez no haya intención de cerrar la plantilla con demasiada antelación.

Fotos

Vídeos