Míchel, arropado por la plantilla y el club

Míchel, ayer en el entrenamiento del Málaga en La Rosaleda / Fernando González

En el Málaga nadie cuestiona al entrenador pese a las cinco derrotas sufridas y los cero puntos

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

Nadie cuestiona a Míchel en el Málaga, al menos por ahora. Ni siquiera el jeque Abdullah Al-Thani se ha pronunciado en contra a través de las redes sociales ni internamente, según las fuentes consultadas. Todos están preocupados por la pésima trayectoria, pero todavía impera la tranquilidad. Desde la plantilla y el propio club llegan más lejos al apoyar al entrenador pese a las cinco derrotas sufridas seguidas en el arranque liguero, lo que ha llevado al equipo a lo más bajo de la clasificación.

Los jugadores se pronuncian una y otra vez a favor del trabajo que está realizando Míchel al frente de la plantilla. Incluso aseguran que sería un error prescindir ahora del técnico, cuando el bloque blanquiazul está en plena construcción (los dos últimos fichajes sólo han participado en dos encuentros). El preparador madrileño llegó la pasada campaña cuando peor estaba el Málaga y finalmente consiguió, junto a la plantilla, revertir la situación para llegar al final del campeonato de una forma cómoda, sin sufrimiento de última hora. Algunos futbolistas recuerdan este logro para pedir ahora tranquilidad.

El jeque Al-Thani sigue sin pronunciarse sobre la situación del equipo tras la dura derrota del martes en Mestalla

Los jugadores apoyan abiertamente al técnico y piden unidad para buscar una salida urgente a la pésima situación por la que atraviesa el equipo

Pero el equipo ha cambiado mucho cara a esta campaña. Se marcharon los líderes de la plantilla y han llegado nuevos jugadores, lo que ha influido de una forma directa en el potencial de la plantilla. La trayectoria del conjunto de Míchel ya era negativa en la pretemporada, en la que sólo ganó al Villarreal en las semifinales del Carranza. El resto de los encuentros los perdió, igual que ha ocurrido en las cinco primeras jornadas del campeonato.

Viaje en silencio

El viaje de regreso de la expedición desde Valencia se hizo en silencio, sin comentarios. El duro golpe por la goleada se percibía en el rostro de los jugadores, que no lograban entender qué ocurrió en el segundo tiempo. Los comentarios de los futbolistas se centraban en solicitar la máxima unidad para encontrar una salida de la forma más rápida posible. Creen que con trabajo llegarán las soluciones. Y ayer por la tarde volvieron a los entrenamientos los jugadores. Y antes del arranque celebraron una reunión. Nada extraño, sin duda, pero en esta ocasión también se habló de la mala situación del equipo.

Tras la derrota en Mestalla, el Twitter centraba la atención, a la espera de alguna declaración de intenciones del presidente de la entidad. Pero no hizo comentarios y sigue sin hacerlos. En el club, sin embargo, se muestran tranquilos y convencidos de que el equipo cambiará el rumbo de inmediato. La primera cita será el sábado en La Rosaleda, a partir de las 18.30 horas. Pero tampoco existe ningún ultimátum para Míchel cara a este encuentro contra el Athletic, a la espera de que el equipo consiga definitivamente el primer triunfo de la campaña.

Fotos

Vídeos