Luis Hernández: «Míchel nos ha dado un plus a nivel grupal; esa unión va a ser fundamental»

Luis Hernández, en un balcón del hotel en Garderen.
Luis Hernández, en un balcón del hotel en Garderen. / Santiesteban

«Venir al Málaga es una decisión que tomaría mil veces», dice el central, que elogia a los recién llegados: «Aparte de muy buenos futbolistas, se ha fichado a muy buenas personas»

Sergio Cortés
SERGIO CORTÉSGarderen (Barneveld)

No es un capitán, pero como si lo fuera. Es respetado en el grupo y valorado entre los aficionados después de apenas seis meses. Profesional al máximo, cuida la alimentación, la preparación y la prevención como muy pocos en la Liga. Luis Hernández parece que lleva varios años en el Málaga por el compromiso que transmite y quizá por ello lo que más destaque en esta entrevista con este periódico sea el enorme valor que le da la increíble adaptación de todos los jugadores nuevos y también la importancia que le da al grupo.

Afronta usted su primera temporada completa, pero en estos meses iniciales se ha ganado el cariño y el respeto de los aficionados.

–Estoy ilusionado ante esta temporada. Estamos en un club importante y, después del medio año que vivimos con una temporada complicada y dos meses y medio muy buenos, estamos con ganas de hacer las cosas bien.

Pero sorprendió que no le costara adaptarse...

–Fue muy rápido, sí, apenas dos o tres entrenamientos y ‘Gato’ (Romero) decidió alinearme en el once. Siempre lo he dicho: para cualquier jugador de fuera es muy fácil llegar al club e integrarse porque tenemos un grupo magnífico y en ese sentido fui un nuevo, como ahora ocurre con otros compañeros. Eso lo tenemos. La calidad humana que hay dentro del Málaga es muy buena y facilita que la gente nueva se integre rápidamente.

–¿Le presiona o le agrada que el aficionado en general lo considere el líder de la defensa? Siempre piensa en una pareja con Luis Hernández y otro jugador.

–No entro a valorar la opinión de la gente. Sé que me tiene cariño y así lo siento desde el mismo día en que llegué. Sé que el aficionado me respeta, pero soy un miembro más de la plantilla y cada uno de nosotros debemos remar en la misma dirección para hacer las cosas bien. Este año vamos a tener una plantilla reducida y todos tendremos que asumir más responsabilidades para que las cosas vayan bien.

«Este año vamos a tener una plantilla reducida y todos tendremos que asumir más responsabilidades»

Da la impresión de que tras la experiencia en Inglaterra ha ganado en contundencia.

–Estuve seis meses y también es poco tiempo para hacer una valoración de la experiencia. La verdad es que es un fútbol distinto que no tiene nada que ver. Para mí fue una experiencia. Sí es verdad que no tuve la continuidad que buscaba. Pude seguir allí perfectamente, pero decidí venir al Málaga. Es una decisión que tomaría mil veces porque estoy muy a gusto aquí. Quizá jugar en otra Liga te enriquece en otros aspectos. Obviamente hablamos de una Liga más física, pero en seis meses no creo que mi fútbol pudiera cambiar mucho.

Allí jugó como lateral derecho y aquí nunca contemplamos al hablar de la estructura del equipo que usted podría jugar ahí. ¿Está olvidada esa opción?

–Sí, fue una decisión del entrenador. Es verdad que yo soy central y que el año pasado en Inglaterra decidió alinearme en otra posición.

«El jugador llega al partido sabiendo en cada momento lo que tiene que hacer; somos una piña también con el cuerpo técnico»

En Gijón pasó de ser un jugador muy criticado por la grada como lateral a venerado e indiscutible como central.

–También muchas veces las situaciones personales van sujetas a las del equipo. No es lo mismo encontrarte en una línea positiva del equipo que en una negativa. Esto siempre es así. Pero prefiero hablar del presente y no del pasado, y estoy muy a gusto aquí.

–¿Qué trajo Míchel al equipo?

–Aparte de sus conocimientos como futbolista y entrenador, nos ha dado un plus a nivel grupal. La unión que teníamos en el vestuario ha sido capaz de trasladarla hacia él, y él hacia nosotros, y eso hace que el nivel de confianza del grupo aumente y que vayamos más unidos, si cabe. Porque esa unión va a ser fundamental esta temporada.

«Con los nuevos mantenemos una dinámica que parece que llevemos tres años juntos»

Esa unión también se observa tácticamente en el equipo.

–Al final el aspecto táctico es fundamental y el míster lleva muchos años. El jugador llega al partido sabiendo en cada momento lo que tiene que hacer. Somos una piña no sólo en el vestuario, sino también con el cuerpo técnico.

Cuida la alimentación y la prevención como nadie. ¿Le gastan bromas?

–Siempre soy así porque entiendo que el fútbol es mi máxima dedicación tras mi familia y hay que hacerlo al cien por cien. Cuantas más cosas sumes, mejor va a ir. A día de hoy, con la igualdad que hay en el fútbol, debemos valorar y preparar los pequeños detalles.

Han llegado jugadores nacionales y dos extranjeros, Cenk y Baysse, que dominan el español. ¿Ayuda tanto el idioma como se cree?

-Obviamente. Aparte de ser en su mayoría jugadores nacionales, conocen la Liga y eso es un plus porque la adaptación es muchísimo más rápida. Aparte de muy buenos futbolistas, se ha fichado a muy buenas personas, y en un grupo es fundamental. El caso de Paul (Baysse) es más llamativo, pero como el resto mantenemos una dinámica que parece que llevamos tres años juntos. Esa es una de las claves que tenemos.

Se han marchado tres jugadores de campo importantes. ¿Se dejará notar mucho en el vestuario?

–Esperemos que después de las salidas el grupo crezca como colectivo. Está claro que eran tres jugadores muy importantes no sólo en el campo, y ahí están los números, sino a nivel personal. Al final tanto con Pablo como con ‘Cama’ (Camacho) el club tiene un apego hacia ellos y, no nos podemos engañar, son bajas sensibles. Esperemos que lleguen jugadores que vengan a sumar desde el primer día.

Fotos

Vídeos