Míchel: «Sé de la importancia que tiene el partido ante el Sevilla»

Míchel conversa con Arnau en la sesión de ayer. /Álvaro Cabrera
Míchel conversa con Arnau en la sesión de ayer. / Álvaro Cabrera

El entrenador malaguista asegura que no hay tanta diferencia entre su equipo y el hispalense, pese a lo que muestra la clasificación

CARLOS J. MARTÍNEZ

El técnico malaguista, Míchel compareció ante los medios en la previa del partido ante el Sevilla (hoy, 16.15 horas), y valoró lo que significa un enfrentamiento ante el conjunto sevillano: «Sé de la importancia del partido. En la ciudad no hay otro rival, pero este encuentro es especial y Nervión le da importancia a estos partidos. Yo soy de Madrid, pero soy de fútbol y sé valorar esta situación».

El entrenador malaguista habló sobre las ausencias en la lista de convocados: «Diego González se ha entrenado con normalidad, pero nos ha comentado que no podía estar al cien por cien y hemos optado que esté otro compañero». Respecto a Borja Bastón señaló: «Toda la semana ha tenido molestias e incluso un día no entrenó. Él está dispuesto a venir, pero no queremos perderlo con esa molestia en los isquios. Preferimos dejarle fuera dos días y que se pueda entrenar con todo el equipo y no perderle cuatro semanas».

La lista de convocados para el choque en el Sánchez-Pizjuán trae las novedades de Cecchini, Peñaranda, Chory Castro e Ían Pino, además de Luis Hernández que tuvo molestias toda la semana, pero terminó entrando. Míchel dijo sobre el joven venezolano: «Es difícil que sea titular. No está para empezar el juego. Tiene muchas virtudes pero sería una temeridad ponerle de inicio con Rolan. El otro día la última media hora apostamos jugar con dos arriba pero ahora es un riesgo que no vamos a tomar».

El rival

Sobre el partido de hoy, Míchel analizó al Sevilla: «Nos enfrentamos a un equipo que en los últimos años es referencia en España y Europa. Tienen una gran firmeza. El Sevilla es un rival duro, pero lo afrontamos bien. El partido ante el Athletic nos dio estabilidad». El del sábado es un rival al que Míchel se le da muy bien, pues nunca ha perdido contra ellos en Liga, pese a ello no se confía: «No vale de nada porque yo no juego, lo hacen mis jugadores. Las estadísticas son manejables. Aunque creo que no hay tanta diferencia como muestra la clasificación».

Por último, el técnico malaguista reconoció la debilidad del equipo en ambas áreas. Algo que ya viene haciendo en las últimas ruedas de prensa, ya que el conjunto de Martiricos sólo suma cuatro goles a favor y catorce en contra. Por ello, Míchel aseguró: «La defensa es mi gran quebradero de cabeza desde que me contrató el Málaga, buscamos seguridad atrás independientemente de los jugadores que jueguen. Estamos teniendo muchos errores en las dos áreas, hay que tener seguridad defensiva». El objetivo dejar a cero la portería y sumar tres puntos en Sevilla.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos