Míchel: «Era un día importantísimo y hemos hecho las cosas muy bien»

Míchel, durante el encuentro este domingo. /Efe
Míchel, durante el encuentro este domingo. / Efe

El técnico valora la actuación defensiva de sus hombres y el papel colectivo: «El equipo es más estable; no echamos de menos a Rolan»

OPTA

El entrenador del Málaga, Míchel, valoró sobremanera los primeros puntos de su equipo fuera de casa: «Era un día importantísimo para nosotros, ante un rival que no es fácil de contrarrestar, a pesar de que parezca que no está pasando un buen momento. Hemos hecho las cosas muy bien, creo que la voluntad de mis jugadores y la fe que han tenido en este planteamiento nos ha hecho ganar el partido, porque se ponían las cosas muy difíciles en caso de no haber puntuado. Ya veníamos diciendo que estamos jugando bien y hoy lo hemos confirmado con juego y resultado».

Preguntado si le había sorprendido que la Real Sociedad hubiese tenido tan poco acierto, comentó: «Vosotros pensaréis eso, y los míos pensarán que hemos hecho mucho para que no estén acertados. Es cierto que es un equipo que cuando le quitas el balón sufre, y ahí hemos jugado nuestras bazas. Las hemos encontrado, nos hemos adelantado en el marcador y cuando hemos tenido buenas posesiones hemos hecho contraataques realmente peligrosos. Al margen de una buena parada de Roberto, no hemos pasado más apuros que los centros laterales».

También habló de la banda derecha de la Real Sociedad, con las entradas de Odriozola, sobre todo en el primer tiempo, y argumentó: «Ha habido igual número de centros en las segunda mitad pero de peor profundidad y precisión. Creo que Chory (Castro) que es un jugador que nos ayuda muchísimo. Ha sabido entenderlo mucho mejor con la ayuda de Diego en la segunda parte». Asimismo, habló de lo que supone un nuevo gol para Borja Bastón y su sequía: «Es liberación de Borja y también del entrenador. Necesitamos goles, pero lo que necesitamos es el trabajo de Borja, porque aunque no hubiera marcado hoy en un penalti pensaríamos que ha tenido un sobresaliente en el campo por su trabajo».

Míchel también recordó que los equipos de la zona baja de la tabla están ganando en los últimos partidos: «Todos estamos apretando. El Alavés ha ganado dos partidos, en el minuto 80 de Girona parecía que estaba fuera de allí, y ganó ese partido y el otro día. Ahora las distancias se van a apretar porque los de abajo estamos empezando a arrear, la temporada es muy larga y algunos que se creen que están a salvo no lo están, sólo a cuatro o cinco puntos del descenso».

Respecto a la lesión de Peñaranda, comentó: «Tiene un golpe dolorosísimo en la cresta ilíaca y prácticamente no puede moverse por eso le han tenido que retirarle. Ha tenido que salir ayudado porque no puede ni dar un paso. Recio también tiene un golpe muy fuerte. Adrián ha jugado con fiebre. Los jugadores se están esforzando porque saben de la necesidad que tenemos».

Sin cuentas

Por último, Míchel habló de la situación del equipo y afirmó que no hizo cálculos: «Las cuentas cambian mucho dependiendo de cómo está el equipo. Hoy veremos más cerca lo que queremos y el partido del Betis con una moral distinta a si no hubiésemos puntuado. Estamos jugando bien desde el partido del Athletic. El equipo es más estable, no echamos de menos a Rolan, porque estamos funcionado como equipo, con dos partidos sin encajar gol. No miramos la clasificación porque si la miramos lo más fácil es que nos rindamos, y eso no lo vamos a hacer».

Por su parte, el entrenador de la Real Sociedad, Eusebio Sacristán, admitió: «No se nos ha notado con la dinámica que requería el partido. No hemos tenido la fluidez que tenemos habitualmente y nos ha costado mucho el darle el ritmo necesario para poder superar al Málaga. Es cierto que hemos tenido nuestras ocasiones, y en cambio ellos, con pocas que han tenido, nos han ganado, pero es cierto que no hemos llegado a ser el equipo fluido y dinámico que queremos ser y que somos a veces. No lo hemos sido y no sé que nos está pasando para que tengamos estos resultados últimamente».

Además, al técnico vallisoletano se le preguntó si tras una semana cargada, con un partido europeo el jueves, había decidido no tocar apenas el equipo y mantener a la mayoría de los jugadores por falta de fondo de armario o por decisión técnica y comentó: «Entendía que, después de lo que nos pasó en Copa, era un momento para dar continuidad a un grupo de jugadores y las sensaciones del otro día fueron buenas porque el equipo había encontrado una buena línea de juego, aunque perdimos ante el Zenit. Creo que nos comportamos bien, de una manera cercana a lo que queremos o lo que hemos dado en nuestros mejores momentos. He quiero darle continuidad pensando que era lo mejor para el equipo en estos momentos. Pero hoy no hemos estado frescos ni hemos tenido dinamismo y nos han superado». 

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos