Míchel, irónico: «Se nos va Pablo, otro más»

El entrenador del Málaga ya no oculta su decepción por la planificación

Sergio Cortés
SERGIO CORTÉSGarderen (Holanda)

Ya empleó la ironía hace seis días, en la rueda de prensa previa al viaje a Holanda. "Aquí los flecos acaban convirtiéndose en pantalones de campana", sentenció. Hoy Míchel, a los pocos minutos de marcharse Pablo de la concentración en Holanda tras pagar su cláusula de rescisión, ha vuelto a tirar de ironía en su cuenta de Twitter: "Se nos va Pablo, otro más".

Míchel ya no oculta su decepción por la planificación y se intuye que la reunión que mantuvo el domingo por la noche con el director deportivo, Francesc Arnau, en el hotel de concentración en Garderen (Holanda) fue tensa, mucho más de lo que se haya producido alguna vez entre ambos. Los dos siempre han mantenido una gran cordialidad, pero los acontecimientos de las últimas semanas pesan bastante, tanto el fiasco en el fichaje de Meré como la marcha de Pablo previo pago de los 12 millones de su cláusula de rescisión.

Arnau, que tenía previsto permanecer varios días en tierras holandesas, ha regresado esta misma mañana en un vuelo directo desde Ámsterdam que ha llegado a las 12.30 a Málaga. Tiene demasiada tarea por delante y además en puestos clave en lo que respecta a los fichajes. Por no hablar de las salidas de los descartados. En cualquier caso, Míchel también considera que es un problema de celeridad no del director deportivo, sino del club.

Desde luego, el técnico malaguista no se recata y ha lanzado un recado en Twitter. Ese "otro más" al anunciar la marcha de Pablo es suficientemente elocuente. "Se ha despedido de todos con su honestidad y humanidad habitual, llorando de pena y no de alegría. Por algo será", ha recalcado el técnico. Y es que la despedida del castellonense ha sido muy emotiva, porque, según comentan a sus cercanos, él quería seguir en el Málaga si el club crecía, algo que su entorno considera que no se ha producido en los últimos años.

Fotos

Vídeos