Míchel plantea ceder a Luis para que tenga continuidad cada fin de semana

Luis, en un entrenamiento en la concentración en Garderen. / Santiesteban

Considera que a su edad es fundamental que juegue con regularidad y también que la Tercera División ya se le queda pequeña

Sergio Cortés
SERGIO CORTÉSDüsseldorf (Alemania)

Luis puede marcharse cedido. El entrenador del Málaga, Míchel, le ha planteado al director deportivo, Francesc Arnau, la conveniencia de que el central recale la próxima temporada en otro equipo a modo de préstamo. El madrileño tiene confianza en las virtudes del defensa malagueño, pero desea ante todo que tenga continuidad cada fin de semana y que lo haga en una categoría superior a la Tercera División, donde volverá a militar el Atlético Malagueño.

El pasado lunes este periódico apuntaba que, con la casi segura marcha de Pablo, Míchel contaba sólo con dieciséis jugadores y que el Málaga tenía decidido hacerle ficha del primer equipo a En-Nesyri (igual que a Ontiveros). En esa misma información se incidía en que la situación de Luis no estaba tan clara como la de los referidos compañeros en el filial en cuanto a que fuera a tener un dorsal entre el 1 y el 25.

Sin fortuna

No se puede decir que Luis estuviera excesivamente afortunado en los dos primeros compromisos en Holanda. Tanto frente al Duisburgo como en el campo del AZ Alkmaar se vio implicado en acciones que costaron gol. En los entrenamientos también el técnico se ha expresado alguna vez respecto a la falta de contundencia del Málaga.

El escenario idóneo sería un club puntero de Segunda B o uno de la zona media de Segunda

Pero por encima de todo Míchel confía en él. Cree que es un jugador que a corto plazo puede competir en Primera División, pero piensa que le falta experiencia. Al mismo tiempo, entiende que con la presencia de Luis Hernández, Baysse y otro central que venga sus opciones de tener continuidad en la Liga (sin olvidar además las alternativas ya utilizadas por el técnico malaguista de Torres y Ricca en la recta final de la campaña anterior).

Míchel no es partidario de que Luis se quede en el Atlético Malagueño, en Tercera División, y que esté continuamente a la espera de una oportunidad para ir convocado (y tal vez jugar) con el primer equipo. El técnico quiere que tenga continuidad y que sea en una categoría superior. En ese aspecto no parece que existan dificultades, porque varios clubes se han dirigido al Málaga en los dos últimos meses para conocer la situación del zaguero malagueño y plantear la opción de contar con él como cedido. El escenario idóneo sería un club puntero de Segunda B o uno de la zona media de Segunda, en los que por la estructura de su plantilla Luis pudiera competir con regularidad y además en una categoría superior a Tercera.

El propio Míchel ya lo ha hablado con el jugador y le ha expuesto que con su edad y sus condiciones la prioridad debe ser jugar, no estar en la grada cada fin de semana o en un campeonato que ya se le queda pequeño. Ahora la decisión está en manos de la dirección deportiva y del propio futbolista.

Fotos

Vídeos