Málaga CF

Míchel premia a José Carlos y Maty

José Carlos. El futbolista malagueño brilla por sacar el balón jugado y la organización, pero no desentona en la faceta defensiva. Maty. El jugador húngaro destaca más por su llegada, su golpeo de la pelota y su capacidad en el último pase. / Malagacf.com

Los dos medios centro todavía juveniles, dinámicos y completos, serán la apuesta del entrenador malaguista para la pretemporada

Sergio Cortés
SERGIO CORTÉS

No es dudoso. «Me gusta mucho la cantera y necesitamos entrenadores que crean mucho en esos chavales. Veo al equipo con pensamiento de contar con algunos de los jugadores en la pretemporada. Dely lo está haciendo muy bien, como lo hizo Pellicer el año pasado». En vísperas del encuentro frente al Celta, Míchel quiso reconocer el papel del cuadro juvenil que a esa hora peleaba con el potente Real Madrid por el título liguero en la Copa de Campeones. Pero esa reflexión también fue una pista de las intenciones del entrenador de la primera plantilla malaguista, que va a premiar a la pareja de centrocampistas de ese conjunto, José Carlos y Maty, con su presencia en la pretemporada.

Sería injusto reducir la apuesta por José Carlos y Maty a los deseos de Míchel, porque ambos gustan mucho en la ‘casa’. El malagueño ha confirmado las previsiones de varios miembros del fútbol-base (pese a que durante una etapa pareció que la confianza estaba depositada en otro compañero, Pablo Roca) y el húngaro, fichado del Barcelona, ha experimentado un crecimiento muy claro. De ahí que ambos fueran fijos con Sergio Pellicer, entrenador del primer equipo juvenil hasta que ascendió a mano derecha de Marcelo Romero, y que hayan tenido cierto protagonismo con Manel Ruano en el Atlético Malagueño, aunque en esa zona el indiscutible haya sido Arturo. En la Liga dentro del grupo IX de Tercera División José Carlos ha disputado 14 partidos (9 titular y ocho completos, con un total de 957 minutos), y Maty, 21 (13 titular y 5 completos, con 1.179 minutos). Con todo, sí resulta llamativo que Míchel se muestre tan decidido en la apuesta por ambos.

Características

«Para nosotros es una garantía contar con ellos, porque tienen muy buenas condiciones, se complementan bien y son muy completos», destacaba el entrenador juvenil en la segunda parte del campeonato, Julio César Dely Valdés, en vísperas de la Copa de Campeones. Pero, ¿en qué destacan los dos centrocampistas aún en edad juvenil? José Carlos es más un ‘8’ que un ‘6’ –es decir, más un medio acompañante que uno de posición o defensivo–, pero a pesar de sus cualidades creativas y ofensivas también tiene capacidad de sacrificio. Esto es, sin ser un futbolista de contención, se adapta bien a esa función en una zona en la que brilla por sacar el balón jugado desde atrás. En cambio, Maty es más un ‘10’ que un ‘8’, más un medio punta que filtra el pase para dejar al compañero cara a la portería (como sucedió con uno espectacular a Álex Robles en la Copa de Campeones), aunque se ha adaptado bien a ejercer de centrocampista. Si hubiera que optar por una definición simple para ellos, se podría decir que José Carlos es un organizador, y Maty, un pasador. Aunque ofrecen muchas más cosas.

Tal vez lo mejor de ambos sea el dinamismo. José Carlos y Maty también brillan en sus incorporaciones y su pegada desde la frontal (más el húngaro) y cabe destacar que, sin ser una faceta que dominan, han mejorado en el juego aéreo. El malagueño, que vive a escasa distancia del campo del Roma Luz, tiene ahora como agente a Pere Guardiola, el mismo de Brahim (ambos son muy amigos y también lo son sus padres). Respecto a Maty, se trabaja en frenar ese ímpetu que le ha costado varias expulsiones. Sin ir más lejos, Dely Valdés tuvo que sustituirlo en el descanso de la final juvenil porque tenía una amarilla y arriesgó en dos acciones en la recta final de la primera parte. Una semana más tarde, en la ida de octavos de la Copa, fue expulsado en Villarreal...

El malagueño es sobre todo un organizador y el húngaro tiene más pegada y último pase

Míchel quiere tenerlos a ambos cerca del primer equipo porque considera que su presencia en la pretemporada permitirá que comiencen a adaptarse a otro ritmo de trabajo. Tanto el malagueño como el húngaro pueden seguir los pasos de Pablo, que llegó muy pronto al primer equipo, aunque el castellonense es más completo y puede jugar también en las bandas o como segundo punta.

Fotos

Vídeos