Míchel rebaja el tono reivindicativo

Contreras, Míchel, Arnau, Ben Barek, Hamyan Al-Thani, MartinAguilar, Benítez y Basti, ayer en la calle Larios. /Salvador Salas
Contreras, Míchel, Arnau, Ben Barek, Hamyan Al-Thani, MartinAguilar, Benítez y Basti, ayer en la calle Larios. / Salvador Salas

«No estoy tan pendiente de lo que falta; la energía la pongo en los jugadores que tenemos», afirma en su nueva línea durante su visita a la Feria

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

La cúpula del Málaga,con la ausencia ya conocida y destacada de su presidente, Abdullah Al-Thani, además de sus vástagos Nasser y Nayef, visitó ayer la Feria. El paseo por calle Larios y la plaza de la Constitución fue un baño de masas para Míchel, acompañado por la CEO de La Academia (Hamyan Al-Thani); los consejeros Benítez, Ben Barek y Martín Aguilar; el director deportivo, Francesc Arnau; el entrenador de la sección femenina, Antonio Contreras, y Basti, en representación de la Fundación.

Fue una ocasión más para comprobar cómo Míchel ha rebajado su tono reivindicativo. Se apreció en en la rueda de entrevistas en numerosas radios. Habló en consonancia con su discurso tras el Trofeo Carranza, justo una semana después de haber pedido de forma más o menos clara el fichaje de Javi García (ya jugador del Betis) para el puesto de medio centro, la demarcación que falta por reforzar junto con la de medio centro. «No estoy tan pendiente de lo que falta. Estoy en mi trabajo y la energía la pongo en los jugadores que tenemos», insistió ayer.

Además, quitó hierro a la polémica vivida con el jeque a raíz de aquella reclamación para que «se pulsara el botón» para la llegada de Javi García. «Me sorprendió la respuesta inmediata de Al-Thani. Yo me hice un eco de lo que realmente necesitamos en ese momento. Yo nunca pido; el que trabaja es Arnau y yo le doy mi opinión. Es cierto que generamos noticias como esa, pero no era nada contra la dirección deportiva ni la propiedad», dijo para rebajar la tensión vivida.

El resultado es que más de una semana después, y sin que hayan llegado nuevos fichajes, con ocho derrotas en nueve partidos de preparación, Míchel parece complacido y poco preocupado. «Tengo más información de cómo está el equipo, de su compromiso, de cómo hemos ido evolucionando. La prensa solo ven algunos partidos y los resultados son llamativos, pero hay una parte que nos da esperanza y es por la que vamos a seguir trabajando».

Míchel se refirió de forma un tanto velada a los aspectos negativos de la pretemporada, y declaró: «Tenemos que cambiar la forma de juego para darle consistencia al equipo por las lesiones en algunos momentos». Finalmente, sobre el primer rival, el Eibar, manifestó: «Puede que llegue bien a la primera jornada. Excepto el Real Madrid y el Barcelona somos todos mortales. Existen sorpresas y no hay favoritismos para ninguno. Es un rival más rodado que nosotros en cuanto a conocimiento, pero eso se puede igualar con la ilusión. El Málaga va a llegar perfectamente preparado para el primer partido. Nosotros no estamos al margen de los 24.000 aficionados que han renovado el carnet y queremos que cambien la opinión de lo último que ha pasado».

Fotos

Vídeos