Míchel: «Me siento encabronado»

Imagen de archivo de Míchel. /
Imagen de archivo de Míchel.

El entrenador del Málaga protagoniza una dura rueda de prensa hacia sus jugadores: «A algunos les vemos vestidos de jugadores de Primera y parece que lo son»

SUR

Míchel no suele perder los papeles. Siempre se caracteriza por sus buenos modos y por sus mesuradas palabras en las ruedas de prensa. Hasta ahora, en esta profunda crisis por la que pasa el Málaga, siempre ha defendido a sus jugadores. Pero este martes, tras la dramática derrota en el campo del Numancia (2-1, con dos goles en el descuento), el entrenador del Málaga tuvo palabras muy duras hacia sus jugadores, o al menos hacia algunos de ellos, aunque no quiso personalizar.

“Es increíble, no podemos poner ni un sólo paño caliente a la situación. Tan necesitados y ávidos que estamos de resultados no podemos regalar estos últimos diez minutos, permitiendo que el rival juegue”, aseguró Míchel. “Mucho más allá de que cada vez que pasábamos el medio campo hemos sido incapaces de dar tres pases y eso es muy difícil de controlar, es una manera defender también.

Nos ha faltado contundencia, capacidad para tener el balón en la última línea”, afirmó. “Hemos llegado en situaciones cómodos y no hemos resuelto bien. Hemos dejado escapar muchas cosas, sobre todo cuando en los últimos cinco minutos permitimos que nos hagan dos goles con la eliminatoria encarrilada. Tenemos ganas de complicarnos la vida y mucho”, declaró el técnico malaguista.

Míchel fue poco a poco subiendo el tono de sus palabras. “Me siento encabronado. Mi futuro no tiene importancia; nunca voy a estar desilusionado, pero sí cabreado. Hay cosas que se le escapan al entrenador. No hablemos de la calidad de la plantilla, cuando uno se viste de futbolista tiene que entender lo que significa eso”, argumentó. Y fue más allá, incluso cuestionando si algunos de sus jugadores tienen capacidad para jugar en Primera División, en unas palabras muy duras. “No sé si es actitud; a lo mejor es que hay algunos que están con tensión o que les falta calidad o que les vemos vestidos de jugadores de Primera División y parece que lo son... Tenemos que exigirles a algunos que den mucho más. Yo no pongo ninguna justificación. El que está enfrente de esta situación y el que pasa vergüenza soy yo. Lo que le tenga que decir a ellos se lo diré personalmente”, concluyó.

Fotos

Vídeos