Míchel: «Esta es una situación que no solo se debe al mal trabajo del entrenador»

Míchel, durante el partido/Salvador Salas
Míchel, durante el partido / Salvador Salas

El técnico del Málaga vuelve a defender el trabajo de sus jugadores y descarta su dimisión a pesar de que la situación es ya «casi catastrófica»

FERNANDO MORGADO

Ya son muchas las veces que Míchel se ha encontrado con la papeleta de tener que defenderse de las críticas tras una derrota, pero esta vez en la sala de prensa Juan Cortés de La Rosaleda se escuchó un discurso diferente del madrileño. Quizá la situación «casi catastrófica» sea la culpable de que el técnico, que hasta ahora había asumido siempre toda la responsabilidad después de los malos resultados, comience a justificar el escaso éxito de su trabajo al frente del club esta temporada de otra forma.

Míchel sabía que se enfrentaría a una pregunta clave y respondió con rapidez. «Dimitir sería lo más fácil. Hay gente por encima de mí que tiene que tomar esas decisiones. Si no las toman es porque tienen un análisis diferente sobre mi trabajo. Si tuvieseis la la información que tengo yo desde que llegué al club quizá tampoco os iríais», contestó misterioso a los periodistas. «Esta no es una situación que solo se deba al mal trabajo del entrenador. Hay causas de todo tipo. Y suponiendo que sea el entrenador el máximo culpable, también fue el máximo responsable el año pasado cuando salvó al equipo. No significa que me quite de ser el que está por delante de mis jugadores. No pongo excusas», añadió el técnico blanquiazul.

El madrileño dejó claro en varias ocasiones que su responsabilidad en la crisis tiene un límite y señaló tímidamente a otros estamentos del club: «Yo me dedico a hacer mi trabajo y no puedo hacer el de otros», apuntó. Al ser preguntado por su relación con la directiva del club, Míchel fue cauto. «El comportamiento de los propietarios conmigo ha sido uniforme desde que llegué. Mi relación de trabajo es con el director deportivo. Si Husillos no toma ciertas decisiones será por algo. Igual su información le hace valorar las cosas de otra manera», aclaró.

El técnico no se siente desamparado por Al-Thani, aunque «sabía al equipo que venía». «Cuando llegué la situación no era tan delicada, pero tampoco era de estabilidad. Hasta que no pasaron tres partidos la gente no empezó a sacar la cabeza. Creo que es algo habitual en el Málaga post-Champions. Todos los entrenadores han pasado con dificultades, hasta Pellegrini», explicó.

El ánimo de Míchel no está «intacto», pero asegura que no se encuentra «ni desmotivado ni desilusionado». La solución pasa por «mejorar los recursos». «Iturra, que había sido tan discutido, ha sido uno de los mejores. Le podemos dar la vuelta a la situación con este o con otro entrenador». Quique Sánchez Flores quiso echar un capote a otro exmadridista en su comparecencia. «Lo que maneja Míchel es complicado, pero este equipo no está muerto si hace partidos como el de hoy», aseguró el técnico del Espanyol.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos