Míchel: «Estamos a tiempo y hay nivel para darle la vuelta a la situación»

Míchel conversa con uno de sus ayudantes, Demichelis, en el entrenamiento de ayer/Ñito Salas
Míchel conversa con uno de sus ayudantes, Demichelis, en el entrenamiento de ayer / Ñito Salas

El técnico se muestra optimista cara a poder superar al Celta: «Los tres últimos entrenamientos han sido mejores»

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

El técnico malaguista, Míchel, analizó ayer más en frío sus duras palabras en Soria tras la derrota copera in extremis y la paupérrima racha de resultados. «El discurso es el mismo. Es posible que vosotros interpretéis que por primera vez no es una defensa a ultranza de mis jugadores, pero buscamos soluciones en el plano técnico, táctico y también de motivación. El mensaje ya se lo envié en el vestuario. Más allá de lo que se pueda especular, mis jugadores son de Primera, porque siempre los he defendido pública y privadamente, pero en algún momento hay que dar un paso adelante y es el momento. Con respecto a lo que hablo en privado a nivel personal y profesional, los trato como si fueran mis hijos», sostuvo.

Además, se mostró optimista cara a lo que pueda suceder hoy ante el Celta. «Los tres últimos entrenamientos han sido mejores y estamos preparados para un partido como el de mañana –hoy para el lector–. Tener un punto no obedece sólo a tener un mal entrenador o a que los jugadores no puedan tener nivel. Estamos a tiempo y creo que tenemos el nivel suficiente como para darle la vuelta a la situación». Incluso, ironizó cuando le volvieron a plantear si podría ser el de mañana su último choque en el cargo. «Juraría que he escuchado esa pregunta antes... No me planteo lo que viene de fuera, pero me gustaría ganar el partido. Desconfiaría más si me hubieran ratificado, porque ya sabéis que cuando te ratifican es la antesala de... Insisto, me gustaría que se jugara mañana como se ha entrenado estos tres días».

Con Roberto y diez más

Míchel desveló que va a jugar Roberto –«hubiéramos podido forzar y que jugara en Soria, pero no lo hizo entre otras cosas porque Andrés ya había estado excelente en el Nou Camp»–, y se refirió al rival, el Celta: «Está teniendo muchos mejores resultados que sensaciones fuera de casa. La aportación de ‘Tucu’ Hernández, que se ha hecho indiscutible, ha mejorado mucho el centro del campo, y tienen a Iago Aspas y Maxi (Gómez), que es una referencia arriba. De los once que van a jugar mañana, diez vienen del año pasado, y muchos llevan mucho tiempo jugando juntos. Han cambiado a uno, que es titular indiscutible (en referencia a Maxi). Y Unzué ha sabido respetar las señas de identidad del equipo».

Por último, ensalzó el apoyo de la afición y el recibimiento previsto hoy (en torno a las 19.00 horas) en la avenida de la Palmilla: «Aquí no se rinde nadie. Es el mejor apoyo que podemos tener». Y se refirió a la protesta arbitral con cartulinas negras: «El martes hubo otro gol en posición antirreglamentaria, otra situación adversa, pero el equipo tiene que centrarse en el juego. Hay que partir de que los árbitros ni te dan ni te quitan al final de la temporada. Nos están perjudicando hasta ahora, pero yo espero que eso va a cambiar».

Por su parte, el entrenador del Celta, Juan Carlos Unzué, desconfió del Málaga ayer: «Si miramos la clasificación, sin ninguna duda puede ser un partido trampa. Ya he avisado a los jugadores de que se vayan preparando para enfrentarse a un muy buen equipo. Otra cosa es que se encuentren en un estado de ánimo que no es el mejor. El Málaga es un equipo que hace muchas cosas bien».Eso sí, habló de aprovechar la falta de confianza del rival: «Nosotros somos los que tenemos que provocar que el Málaga sienta esa angustia, entre comillas, que pueda tener».

Fotos

Vídeos