Míchel: «Es triste decirlo, pero es inapelable»

Míchel, durante el partido/Salvador Salas
Míchel, durante el partido / Salvador Salas

El técnico malaguista se queja de que sus jugadores no metieron buenos centros tras sacar dos puntas

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

El técnico malaguista, Míchel, se lamentó de la enésima decepción de la temporada, seguramente una de las más sonrojantes o la que más: "Somos un equipo de Primera y no podemos permitir que estemos eliminados en el cómputo global de la eliminatoria, peor no podemos quedar aquí. El viernes hay un partido importante. En la ida se me ocurrió enfadarme y parece que se montó un terremoto. Así que prefiero buscar otro tipo de soluciones". El técnico descartó en todo caso encontrar aspectos positivos en el resultado e insistió una vez más en que "no preferíamos la eliminación". "Lo más importante es ganar en cualquier competición, y si tienes al rival dominado...", añadió dando a entender que uno de los males de su equipo fue complicarse la vida cuando ya tenía un resultado que daba la clasificación.

"En el partido de ida el resultado estaba controlado y nos equivocamos en tres minutos. Hoy creo que la primera parte ha sido buena, pese a dos errores en el inicio. Nos hemos puesto por delante, hemos hecho ocasiones, como no podía ser de otra manera, pero en la segunda hemos perdido el control del juego. Sabemos que somos un equipo que recibimos gol en cualquier partido... Y, luego, es triste decirlo, pero es inapelable. No se pudo marcar. Me hubiese gustado pasar. Es una competición que me gusta, pero no no hay mucho más que decir".

En el discurso de Míchel hubo varios mensajes críticos con sus jugadores que entreleer, como cuando habló de las sustituciones obradas en el segundo periodo: "Lo hemos intentado de todas las maneras, incluso con cambios, Hemos introducido dos delanteros, y no hemos metido buenos centros. A veces nos atropellamos. Hubo una clara ocasión de Juanpi y Borja... Ellos no han gozado de tantas ocasiones en la eliminatoria y han metido tres goles. Es verdad que estamos nerviosos, pero hoy también era una ocasión para muchos futbolistas para sumarse...".

El técnico malaguista insistió en que "en la primera parte debía haber quedado zanjada o apuntalada la eliminatoria" y, sobre la falta de acierto en ataque, argumentó: "A veces estamos acelerados, porque si no es inaudito no marcar goles". Por otro lado, en un balance más a medio plazo, en relación a la cita clave del viernes en La Rosaleda (21.00 horas) ante el Levante en la Liga, comentó: "Encararíamos mejor el partido con una victoria. Ahora hay que descansar y pensar que es el partido más importante". Míchel acabó con valoraciones acerca de si se necesita reforzar la plantilla en las próximas semanas: "Hasta el mercado de invierno hay cuatro partidos y hay jugadores suficientes. Cada vez que tenemos una derrota no podemos acordarnos del mercado". Eso sí, no dio por descaminada la opción de recurrir a un fichaje defensivo ya para aprovecharse de la lesión de larga duración de Juan Carlos, como permite el reglamento de competición. "Lo estamos valorando. Contamos con cinco defensas y estamos en un riesgo. Esta mañana Baysse se ha puesto hoy enfermo. Si podemos arreglarlo antes del mercado de enero... Esperamos que se pueda resolver".

Por su parte, el entrenador del Numancia, Jagoba Arrasate, valoró así la sorpresa de su equipo: "El Málaga nos superó en la primera parte, pero en el descanso hablamos de que estábamos a un gol del pase. Hacer dos goles allí nos daba opciones, y a partir del empate el equipo estuvo mucho mejor, aunque al final sufriéramos. Pero bendito sufrimiento si ha servido para pasar de ronda". En el balance global de los 180 minutos, con un gol más del cuadro soriano, comentó: "Ha sido una eliminatoria muy igualada, pero dentro de ello hemos tenido la fortuna que hace falta para seguir adelante". Finalmente, descartó que este logro sea un problema cara a las expectativas de ascenso en Segunda. "En este club la Copa significó un antes y un después (en relación a la proeza del equipo con Lotina al pasar varias rondas desde Segunda B y ante rivales de Primera). Es una competición que nos gusta y es importante para la entidad y los jugadores pasar a octavos, aunque la Liga sea el pan nuestro de cada día"; dijo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos