Míchel: «El vestuario está bien, vive la tensión de los partidos con normalidad»

Míchel, en el entrenamiento de este jueves. /Salvador Salas
Míchel, en el entrenamiento de este jueves. / Salvador Salas

El técnico malaguista confesó que es una obsesión no encajar goles

CARLOS J. MARTÍNEZ

Míchel compareció ante los medios de comunicación en la sala de prensa Juan Cortés, del estadio La Rosaleda, con motivo de la previa del partido ante el Levante (viernes, 21.00 horas). El encuentro ante los valencianistas es vital para los intereses del Málaga, entrenador madrileño habló sobre el estado de ánimo de la plantilla: “El vestuario está bien, viven la tensión de los partidos con normalidad. Sabemos en el problema que nos hemos metido y sabemos como sacarlo. En el Bernabéu mostramos que estamos mucho más metidos en el juego”. Sobre la eliminación copera ante el Numancia, Míchel señaló: “Fue una decepción perder el martes, viendo el global de la eliminatoria fuimos poco contundentes, porque no aprovechamos las ocasiones que tuvimos. Sabemos que tuvimos que estar mejor y pese hacerlo bien no fue suficiente”.

La Copa del Rey ya es pasado para el conjunto de Maritricos, por ello es importante recuperar el optimismo, para Míchel el compromiso no cambia: “Tenemos un gran compromiso con LaLiga, los jugadores y el entrenador pueden acertar más o menos, pero la actitud es siempre positiva”. El talón de Aquiles esta temporada para el conjunto malaguista es encajar goles en todos los partidos, Míchel fue contundente: “Es una obsesión dejar la portería a cero. Los equipos de Muñiz trabajan muy bien en bloque y no encajar goles es fundamental. Nosotros buscamos una solución, por muy mal que lo hagamos no es posible que en el único remate del Numancia nos marquen. Es aterrador jugar cada partido con las dificultades de tener que hacer siempre dos o mas goles”.

Sobre los jugadores que fueron señalados por la afición el pasado martes, en el partido de Copa del Rey, Míchel aseguró que la no convocatoria de Jony no es un castigo: “No he castigado a Jony, hablé con él porque hizo una buena primera parte. Esto funciona así, el jugador es el que se cambia y lo siento mucho por Jony. Me da pena que la gente se enfadara con él”. Otro de los jugadores señalados esta temporada es Juanpi; el venezolano estaba llamado a ser uno de los líderes del equipo. Míchel hizo un diagnóstico del estado del centrocampista: “Le veo apretado, con mucha tensión. Tiene que liberarse, hablé con él esta mañana. Creo que es un jugador que nos puede dar mucho más y él lo sabe, y eso le hace estar tenso. Ahora es una cuestión que tiene que resolver para liberarse, no perdemos confianza en él. Sabemos de su calidad y por eso sabemos que lo va a resolver”. Por último y a raíz del despido de Ayestarán en Las Palmas, fue cuestionado por si ve peligrar su puesto: “Si la afición piensa que es mi responsabilidad está en su derecho de decirlo. Lo que recibo por parte de la propiedad es ánimo y confianza, para mí no es un relax, sino una responsabilidad mayor. Con resultados menos malos que los míos los entrenadores estarían fuera, pero no me quita el sueño”.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos