Míchel, a vueltas con el once y con el sistema del Málaga

Míchel, en el partido del Trofeo Costa del Sol
Míchel, en el partido del Trofeo Costa del Sol / Ñito Salas

La recuperación de Juanpi y el buen nivel ante el Villarreal con un 5-4-1 reabren las dudas cara al debut

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

A una semana del estreno liguero ante el Eibar (lunes, 22.00 horas, Gol) las cábalas acerca del once partida del Málaga se han complicado. La razón es el buen resultado ofrecido por el equipo ante el Villarreal, en las semifinales del Trofeo Carranza y en la única victoria cosechada en la pretemporada. Aunque el gol llegase en el último momento, el equipo hizo méritos sobrados para ganar y fue la única ocasión en que dejó su puerta a cero.

El Málaga actuó entonces con una defensa de cinco en las situaciones sin balón, el mismo modelo que sólo había ensayado desde el comienzo una vez antes este verano, contra el Hertha de Berlín. De nuevo, con un rival poderoso enfrente, el Villarreal, el equipo estuvo muy arropado atrás y con buen manejo de balón para generar ocasiones, en especial en el segundo tiempo del partido. Luis Hernández, el futbolista con más minutos, se colocó en el centro, con Baysse y Diego González a sus costados; Rosales y Juan Carlos hicieron de ‘carrileros’, y los ‘pivotes’ fueron Kuzmanovic y Adrián, con Juanpi y Recio más liberados por delante, cada uno escorado a un lado.

Resulta curioso que este 5-4-1 no es igual que el dibujo del triunfo ante el Barcelona (2-0) el 8 de abril.Entonces el centro del campo formó en rombo, con Camacho más retrasado; Recio y Pablo de interiores, y Juanpi de medio punta.Ahora forma dos medios más retrasados y dos por delante no demasiado abiertos a las bandas.

Desde su llegada al Málaga Míchel ha dejado claro que es un entrenador con capacidad para amoldar su once a la necesidad de cada partido, e incluso para ir cambiando el dibujo según las circunstancias que se plantean en el desarrollo de un encuentro. Aún así, su esquema más habitual es el 4-1-4-1, con el que el equipo remontó el vuelo la pasada Liga, pero está por ver si será esta la opción ante el Eibar.

Los malos resultados, el retraso de algunos fichajes, las lesiones, y el flojo rendimiento de algunos futbolistas facilitaron las especulaciones en torno a una formación con Roberto; Rosales, Luis Hernández, Baysse, Juan Carlos; Kuzmanovic; Mula o Keko, Recio,Adrián, Jony, y Borja Bastón. La única duda la generaba el buen nivel de Mula, el más destacado de los canteranos, que podía desbancar a Keko (lesionado los últimos días), como se comprobó en la formación presentada ante el Lazio en el Trofeo Costa del Sol, que fue la mencionada.

Sin embargo, después se han suscitado más dudas. Primero con la reaparición de Juanpi, que se perfila como otro de los jugadores básicos en el Málaga de la próxima temporada si le respetan las lesiones.Segundo, con el buen nivel ante el Villarreal con un 5-4-1.Esto abre muchas opciones, porque Jony también se adapta al puesto de ‘carrilero’, y en el centro del campo caben varias opciones a la hora de elegir a los volantes más retrasados o a los dos interiores. En realidad entre los once titulares ante el Lazio, además de Diego González, Juanpi y Keko, se deben dirimir los elegidos, salvo sorpresa.

Ahora bien, ¿no será el duelo ante el Eibar en La Rosaleda una ocasión más propicia para jugar con una defensa de cuatro? Las características del cuadro vasco pueden obligar al Málaga buscar otro planteamiento distinto a los mostrados en Cádiz. En torno a todos estos aspectos reflexiona el cuerpo técnico, que seguramente ya maneja la fórmula y trabaje con ella desde hoy (tras el descanso del domingo y ayer) hasta el final de la semana.

Fotos

Vídeos