Cualquier milagro pasa por Riazor

Rolan, ayer, en el foco de la polémica cara a este partido. /Migue Fernández
Rolan, ayer, en el foco de la polémica cara a este partido. / Migue Fernández

Al Málaga sólo le vale un triunfo hoy ante el Deportivo como primer paso en la serie de resultados que precisa en las tres próximas jornadas para meterse en la lucha por la salvación

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

¿Puede aún salvarse el Málaga? ¿Ha sido desmedidamente optimista Jose –que el mismo domingo desveló que los jugadores estaban analizando la clasificación– y el entorno de medios con el equipo? La respuesta se conocerá poco antes de las once de la noche. Cualquier milagro pasa por Riazor. Por una victoria, por abandonar la plaza de colista, que no sería más que un medio cara a un fin, un estímulo para seguir creyendo.Sucede que, como en el fútbol el último resultado parece pesar demasiado, ganar casi cuatro meses después ha encendido una pequeña llama de ilusión, y los más optimistas ya empiezan con sus cuentas de la lechera al tiempo que los agoreros tratan de despertarles del sueño.

Seguramente el duelo de esta noche aclare mucho el panorama. Cabría hablar de una cita a cara de perro. Sin embargo, los dos peores conjuntos de la Liga –a ocho y once puntos de la zona de permanencia, respectivamente– rivalizan en desaciertos en la planificación y decepciones flagrantes individuales, de tal forma que se han descolgado tanto que parece exagerado hablar de un duelo dramático. Sólo una fulgurante reacción de cualquiera de ellos y un bache profundo del Levante podría cambiar el curso de los acontecimientos en la lucha por la salvación, en la que el equipo azulgrana va camino de ser el que escape de la quema.

Pocas veces un empate valdría menos para los dos contendientes que en el partido de esta noche, que abre la trigésima primera jornada. Las urgencias pueden condicionar el desarrollo del choque en el caso de que no se deshaga la igualada. El sueño de seguir en Primera para el Málaga pasa obligatoriamente por ganar en sus dos próximas salidas, la de hoy en Riazor, y la del jueves 19 ante el Levante, esta más vital aún.De paso, es importante que el cuadro valenciano no gane el domingo (12.00) en su duelo directo ante Las Palmas. Sólo si se dan todos estos condicionantes cabría pensar en que los de José González le metan toda la presión al Levante y puedan presumir de un calendario más favorable en las cinco jornadas finales.

¿Repetirá once Jose?

El técnico malaguista dejó ayer dudas acerca de la posibilidad de repetir once por tercera jornada consecutiva. Jose argumentó que a proximidad del último partido podría invitarle a alguna rotación, y recordó que la peor actuación de los suyos, en Leganés, llegó en esas circunstancias. Sin embargo, es con ese once cuando han llegado al fin los resultados: 0-0 en Vigo (insuficiente ante la necesidad de puntos) y 1-0 al Villarreal. Es más, considerando que el Barça sesteó tras el 0-2 en Martiricos, son ya 245 minutos en los que Roberto se mantiene imbatido. Ricca, recuperado de su enésima lesión de la temporada, y Keko vuelven a la lista, en perjuicio de Diego González y Lestienne (este con algunas molestias), de forma que Ideye sigue 'castigado'.

En el Deportivo, especialmente desde fuera, cuesta entender la deriva actual.Seedorf, tercer entrenador del curso, no ha ganado en sus ocho partidos (con tres puntos sumados de veinticuatro) y está a uno de un récord en la entidad, y el equipo acumula quince partidos sin vencer. Su 'tridente' (Adrián-Andone-Lucas Pérez) no carbura, y jugadores sobradamente contrastados en la categoría (el caso de JuanfranSidnei, Mosquera, Borges) parecen disminuidos.

Cara al choque de esta noche,Seedorf ha trabajado en los entrenamientos con la misma formación que cedió por la mínima (aparentemente, con buena imagen) en el Wanda Metropolitano, sin el máximo realizador del equipo, el batallador rumanoFlorin Andone desde el inicio. Se ha pasado del 4-3-3 de algunos choques al 4-4-2. Son baja el sancionado Luisinho (regresa en su lugar Fernando Navarro) y los lesionados, Bóveda y Fede Cartabia, porque Borges y Valverde están de vuelta, el segundo después de dos meses de baja.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos