Ni Mundial ni fin de semana para Caminero y el Málaga

Pep Lluis Martí, durante un partido del Tenerife en El Molinón. /DAMIÁN ATIENZA
Pep Lluis Martí, durante un partido del Tenerife en El Molinón. / DAMIÁN ATIENZA

Se trabaja para cerrar el fichaje del técnico y reducir la plantilla en casi una decena de efectivos en pocos días

Sergio Cortés
SERGIO CORTÉS

Ayer empezó el Mundial y hoy lo hará el maratón de partidos (tres por jornada e incluso cuatro mañana mismo). Pero para el Málaga y para su director deportivo, José Luis Pérez Caminero, no va a haber ni Mundial  ni fin de semana. La agenda es demasiado apretada, los días no sobran precisamente y queda mucha tarea para planificar. Como es sabido, la prioridad es el fichaje del entrenador, pero no pueden descuidarse los numerosos frentes en el capítulo de salidas.

La primera operación ya está cerrada, la marcha de Jony, aunque ahí el Málaga ha tenido poco que decir porque estaba atado de pies y manos debido a una cláusula liberatoria favorable al asturiano. Ya metido en faena, Caminero ha podido comprobar que los informes recibidos no se quedaron cortos. Ni mucho menos. No es sólo una cuestión de número elevado de efectivos (casi una treintena), sino de fichas altas, intereses de los representantes y, obviamente, el deseo de algunos jugadores de no competir en Segunda División. Ycomo guinda, la obligación de cuadrar las cuentas para ajustarse al tope salarial que se intuye impondrá LaLiga el próximo ejercicio.

El capítulo del entrenador sigue abierto. Al principio surgieron los nombres de Fran Escribá y Rubén Baraja simplemente porque cuentan con el mismo representante que siempre acompañó a Caminero, Manuel García Quilón. El primero nunca fue una opción real (como bien comprobó el anterior director deportivo, Husillos), pero tampoco el segundo. En el Sporting nunca se ha cuestionado el trabajo del centrocampista, así que su continuidad en el cuadro gijonés estaba asegurada. Como así ha sido.

La lista de candidatos no es muy amplia y en principio se reduce a los cuatro nombres apuntados por este periódico. A Juan Ramón Muñiz nunca se le puede dar por descartado, pero desde hace unos días en La Rosaleda dan prioridad a otros nombres. El miércoles este periódico ya se hacía eco de que había emergido la figura de Jagoba Arrasate, que ha llevado al Numancia contra todo pronóstico a la final de los 'play-off' por el ascenso. Es obvio que el anuncio de su contratación no podría hacerse hasta después del partido de vuelta contra el Valladolid, fijado para mañana por la noche. Igualmente, se ha contactado con Pep Lluis Martí y con Francisco, que también están en la agenda de diversos clubes.

Sin malentendidos

Pero paralelamente a la elección del entrenador el reto se centra en aligerar la plantilla. No parece una tarea muy sencilla, porque eso obliga a acuerdos complicados y marcados por la situación económica. Caminero fue contundente en su presentación al referirse a los descartes: «Hay que hablar cara a cara para que no haya malos entendidos». En la rampa de salida se encuentran el guardameta turco Cenk y los centrocampistas argentinos Rolón y Cecchini, pero también otros jugadores que no entran en los planes para la próxima temporada. Igualmente, algunos quieren buscar una salida y esperan negociar, lo que puede contribuir a reducir lastre como se desea.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos