Muñiz y Caminero quieren tomar decisiones rápidas, pero sin precipitarse

Caminero y Muñiz, en la presentación del técnico asturiano. /Salvador Salas
Caminero y Muñiz, en la presentación del técnico asturiano. / Salvador Salas

La salida de Cecchini parece lo más cercano, pero el resto de las operaciones están siendo analizadas al detalle para no cometer errores

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

Un día después de la llegada del entrenador, de la presentación de Juan Ramón Muñiz, todo se tranquilizó. Ayer comenzaron a analizarse en profundidad diversos asuntos trascendentales para la planificación, pero el técnico entrante y el director deportivo, José Luis Pérez Caminero, tienen ya muy claro que se acabaron las prisas. Actuarán, sin duda, sin pausa, pero sin precipitarse en las numerosas decisiones que deberán tomar muy pronto, en breve. El objetivo, según pudo saber ayer este periódico, se centra ahora en no cometer errores ni regalar a futbolistas que forman parte del patrimonio del club de Martiricos.

La jornada la dedicó Muñiz a estudiar junto a Caminero los pormenores de la situación de la plantilla y también las opciones que se persiguen para reforzar al equipo con jugadores expertos en Segunda cara a la próxima temporada. La única operación que está muy cerca de concretarse es la marcha de Cecchini al Banfield (sería una cesión pagada y con opción de compra). Otras pueden avanzar en las próximas horas, pero todas ellas se encuentran ahora en estudio. Igual que las entradas, entre las que está la posibilidad de que regrese el malagueño Jesús Gámez.

Para saber más

Es previsible que los responsables de la planificación (Caminero y Muñiz) se estén planteando que es mejor que se consoliden los retrasos que está acumulando la confección de la plantilla antes que arrepentirse de cualquier baja o alta que se pueda dar en caliente, en estos primeros días de trabajo ya más profundo. La consigna malaguista ahora, pese a que el tiempo apremia, se centra en tener paciencia en todo momento, en sopesar cualquier determinación. De ahí que las novedades llegarán de un modo más tranquilo y progresivo de lo que parecía.

Sí está decidido, sin embargo, cómo se presentará la pretemporada y dónde se trabajará (comenzarán en el Anexo, como anunció ayer el club). Y también se están estudiando paralelamente cuántos amistosos se celebrarán. Son demasiados asuntos que deberán resolverse también muy pronto, ya que el regreso de los futbolistas comenzará en apenas dos semanas, lo que deja un margen muy pequeño para cualquier movimiento. Caminero y Muñiz, de esta manera, trabajan a destajo en este momento para cumplir con los objetivos de estos primeros días, que son muy amplios. Sin pausa, pero sin prisa. Esa es la idea ahora.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos