Con los nervios a flor de piel

Recio pide explicaciones durante el partido del Málaga en Mestalla del pasado martes. / Agencia Lof

Las críticas de Recio tras la goleada de Valencia dejan claro el malestar del capitán del Málaga y de la plantilla por los vaivenes de la entidad

ANTONIO GÓNGORA

La crisis blanquiazul no se reduce sólo a los malos resultados, sino que algunos en el Málaga piensan que existen más problemas que están derivando una y otra vez en la parcela deportiva. Los futbolistas ha hecho referencia varias veces de una forma sutil o indirecta a distintas circunstancias que suceden en la entidad, pero no fue hasta después del 5-0 de Mestalla cuando el capitán del equipo, el malagueño Recio, el que fue más lejos al asegurar que desde el final de la pasada temporada «esto fue como un circo». Explotó después de un mal encuentro y como consecuencia de los vaivenes que se observan en el club.

Los problemas con la planificación o las intervenciones de Abdullah Al-Thani tanto en los fichajes como en las redes sociales fueron sorprendentes y hasta surrealistas en ciertas ocasiones, algo que también ha traspasado los muros del vestuario y que recordó con la mencionada frase el medio centro malaguista. El malestar de Recio era evidente, ya que los infortunios siguen acumulándose en el conjunto blanquiazul después de las numerosas variaciones en la plantilla cara a esta campaña.

La afición se moviliza para recibir al equipo antes del partido contra el Athletic

Las diferentas peñas y grupos de animación del Málaga se han unido para arropar al equipo en un momento ciertamente complicado. De este modo, se ha organizado un recibimiento al autobús del equipo a su llegada a La Rosaleda cuando accede al estadio por la Avenida de La Palmilla, que está justo detrás de la grada de Tribuna. Los aficionados han sido citados a las 16.45 horas para esperar la llegada de los jugadores, para que de este modo comprueben que tienen el respaldo de los aficionados antes del choque ante el Athletic de Bilbao. Desde los distintos colectivos han solicitado que aquellos que quieran participar lo hagan luciendo la camiseta del Málaga. El conjunto que dirige Míchel afronta el partido ante el cuadro vasco (18.30 horas) con la imperiosa necesidad de ganar después de cinco derrotas consecutivas en la Liga.

Esta percepción es compartida en parte internamente, si bien muy pocos de los consultados esperaban estos comentarios del capitán malaguista. Aunque Míchel ya había hecho referencia a algunas actitudes del jeque Al-Thani semanas atrás cuando afirmó que a él nunca se le ocurriría dirigir a un equipo a través de las redes sociales, algo que sí hace algunas veces el propietario del club al anunciar decisiones o descartar futbolistas mediante este sistema. Desde la plantilla, sin embargo, pretenden que regrese la tranquilidad este mismo sábado con un buen resultado contra el Athletic.

Las palabras de Recio, aunque fueron claras y contundentes, no se consideran como una ruptura entre el equipo y el resto del club o con su presidente. Las fuentes consultadas aseguran que sus declaraciones fueron puntuales tras un hecho muy negativo y tras encajar nada menos que cinco goles. Es evidente que los futbolistas están llegando, como en este caso, a su límite, lo que mantiene los nervios a flor de piel, en permanente tensión ya no sólo por los problemas deportivos, sino también por otros vaivenes que son evitables y que al final está afectado de alguna manera a un equipo en el que están apareciendo más deficiencias de las previstas.

Fotos

Vídeos