Actualidad
FÚTBOL. LIGA BBVA (PRIMERA DIVISIÓN)
El anticipado final de la Liga, el 31 de mayo, obliga a analizar con mimo la mejor fecha para la reincorporación de los jugadores al trabajo
14 de abril de 2009
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
SERGIO CORTÉS.-

Los contratos de los jugadores acaban el 30 de junio, pero parece seguro que los clubes pagarán un mes como si se tratara de una extra. La Liga concluye en Primera División el último día de mayo debido a la participación de la selección en la Copa Confederaciones, y esta circunstancia supone un quebradero de cabeza para los diferentes equipos. Habida cuenta de que parece improbable alargar la temporada unos días más con amistosos o entrenamientos sin sentido, la interrogante también se mantiene en el Málaga: ¿Cuarenta y cinco días de vacaciones o 55 de pretemporada?

A día de hoy se da por seguro que la plantilla malaguista acabará su trabajo el último día de mayo. Las prematuras vacaciones sólo suelen producirse en los años pares, cuando la selección afronta una Eurocopa o un Mundial. Sin embargo, en esta ocasión la disputa de la Copa Confederaciones -a la que accede España por su condición de campeona continental- implica que 'sobre' un mes. En distintos clubes surge ahora la duda sobre la fecha para la reincorporación de los jugadores. Si es muy pronto, la pretemporada se hará larga; si es en una fecha normal (a mediados de julio), el periodo de asueto se prolongará más de la cuenta.

Aunque no lo parezca, a los jugadores les viene mejor que la temporada acabe a mediados de junio, y no tan pronto, como sucederá este año. En caso contrario los que tienen hijos deben esperar al final del periodo escolar y, además, es habitual que las amistades o los familiares que residen en su lugar de origen tengan ocupado el mes de junio. Incluso para realizar un viaje prefieren julio. Pero por otro lado también se considera ilógico alargar más el trabajo con amistosos que suponen un riesgo de lesión o sesiones preparatorias que a la postre llegan a ser tediosas.

Agotamiento

La presencia del Málaga en la Copa de la Paz puede provocar un adelanto respecto a los planes habituales, aunque no parece que en exceso. Dicho de otro modo, se antoja improbable arrancar en los cuatro o cinco primeros días de julio. El club pretende llegar a este certamen en las mejores condiciones posibles para dar la talla, pero todos coinciden en que una reincorporación tan temprana conllevaría una pretemporada demasiado extensa, en torno a 55 días, ya que la Liga 2009-2010 tiene fijada su primera jornada para el 30 de agosto. El hastío se apoderaría de los futbolistas y psicológicamente tendría claras consecuencias en el momento clave del campeonato, entre marzo y mayo. Ya le sucedió al conjunto entonces dirigido por Joaquín Peiró con la Intertoto y la UEFA, aunque también influyó el incierto futuro de muchos de los futbolistas. El presidente, Fernando Sanz, lo vivió en primera persona.

Ahora bien, mantener la incorporación para mediados de julio también implica un enorme riesgo. Los preparadores físicos no ven con buenos ojos que los futbolistas tengan seis semanas de vacaciones y, menos aún, la cifra de 45 días que van desde el comienzo de este periodo en los primeros días de junio al ecuador del mes siguiente. Lo consideran arriesgado, porque aumenta el riesgo de sobrepeso y de baja forma. Aunque no se duda de la profesionalidad en general de los futbolistas, siempre surgen casos de hombres que se dejan llevar con el paso de los días y luego necesitan un periodo excesivamente largo de readaptación.

Aunque por el momento la propia continuidad del entrenador es una incógnita, ya se sabe que en el término medio está la virtud. Es decir, la reincorporación a mediados de la semana que va del 6 al 12 de julio. De este modo, los jugadores dispondrían de más de cinco semanas (poco más de 35 días) y la pretemporada estaría en torno a 50 días. Al margen, claro, de que habría margen suficiente para encarar con garantías la Copa de la Paz (como desea Sanz) y el Málaga llegaría en plena forma al comienzo del campeonato. Como sucedió hace siete años. El problema reside en que el club se plantea firmar jugadores de Segunda División y este campeonato concluye el 21 de junio, por lo que estos futbolistas apenas tendrían dos semanas y media de asueto.

TAGS RELACIONADOS
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

PROXIMOS PARTIDOS

MULTIMEDIA

Vocento