Actualidad
MÁLAGA C.F.
Los dirigentes allanan el camino para amoldar la plantilla del futuro a un presupuesto mucho más reducido. A excepción de Saviola y Santa Cruz, el resto de los incorporados se ajustan a la nueva realidad económica del club
2 de febrero de 2013
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
SERGIO CORTÉS scortes@diariosur.es | MÁLAGA..-

El Málaga ha cambiado el paso. Los traspasos de Monreal y Buonanotte y la llegada de cinco cedidos han puesto la guinda a la primera fase de una remodelación iniciada entre julio y agosto y que tiene su reflejo en la drástica reducción de los salarios de la plantilla en casi 13 millones en apenas seis meses. Asimismo, queda patente que el club ha allanado el camino para amoldar la plantilla del futuro a un presupuesto mucho más reducido.

El cambio de proyecto del Málaga es un hecho. Si quedaba alguna duda sobre las intenciones de los propietarios del club, el traspaso de Monreal al Arsenal en apenas unas horas ha servido para constatar que los aires de grandeza quedaron atrás. En los últimos seis meses el club había tratado de sobrevivir con sus propios recursos con el lastre añadido de un sinfín de impagos, deudas y obligaciones pendientes. Pero la venta del lateral izquierdo navarro es el punto de inflexión definitivo.

En cualquier caso, este proceso ya se puso en marcha conforme se conoció el paso atrás de los propietarios en su inversión desmedida durante los dos primeros ejercicios. En plena encrucijada el club sucumbió a la imperiosa necesidad de aligerar la carga salarial en su primera plantilla. A la retirada de Van Nistelrooy se sumó la marcha de Mathijsen, Cazorla y Rondón, cuyas fichas anuales equivalían en total a más de 13 millones. Conviene recordar que los tres primeros estaban en el tope salarial de 4,5 millones fijado hace año y medio o muy cerca. A ellos es obligado añadir la situación de Apoño y Edinho, cuyo adiós supuso un ahorro añadido de aproximadamente 1,7 millones. Por último, en las fechas finales de este mercado invernal el club se ha desprendido de Buonanotte y Monreal, que entre ambos percibían emolumentos que rondaban los tres millones.

Como se puede comprobar, el Málaga no solo ha hecho caja con los traspasos -el detalle que más suele llamar la atención-, sino que ha puesto las bases para adaptar la plantilla del futuro a un presupuesto mucho más reducido, en consonancia con lo que en el club se califica internamente de «nueva etapa». Como contraste la actual dirección deportiva se ha movido para incorporar a jugadores con la carta de libertad o cedidos de equipos grandes a coste cero. En casi todos los casos, los ocho incorporados, sus sueldos están más acorde a la realidad actual (y parece que futura) de la entidad. Solo se invirtió más en los salarios de Saviola y Santa Cruz, y en menor medida de Lugano hace apenas dos semanas. Onyewu es el cuarto en cuanto a gasto (aunque ni mucho menos desorbitado) mientras que Iturra, Piazon, Morales y Antunes cuentan con cantidades sensiblemente inferiores a lo habitual en el grupo (los tres últimos, lógicamente, al tratarse de solo un semestre). En total, apenas cinco millones.

Es decir, la rebaja en los emolumentos de la primera plantilla asciende ya a unos trece millones y solo en seis meses. En este cómputo no se incluyen los casos de Rubén, Sandro Silva, Recio o Juanmi, que se encuentran cedidos. Y tampoco el nuevo sueldo de Isco tras la revisión de su contrato, ya que el acuerdo alcanzado entre el jugador y el club invita a sospechar que se ha tratado de un matrimonio de conveniencia como preámbulo a un traspaso en verano.

Pero en todos estos movimientos conviene no olvidar otro detalle aún más relevante. La presencia de hasta cinco jugadores cedidos (Santa Cruz, Onyewu, Piazon, Lugano y Antunes) y de otros cuatro que acaban contrato (Demichelis, Saviola, Iturra y Morales) implica que el club también ha allanado el terreno para configurar la próxima temporada una plantilla más ajustada a su nueva previsión de gastos. En función del rendimiento de cada uno, de su rol en el equipo y de las facilidades de los clubes que han prestado al quinteto referido los responsables del Málaga podrán adaptar las fichas a la nueva realidad económica de la entidad y buscar otros objetivos que contribuyan aún más, si resulta necesario y factible, a rebajar la masa salarial.

TAGS RELACIONADOS
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

PROXIMOS PARTIDOS

MULTIMEDIA

Vocento