Malaga CF
Juan Carlos sale de La Rosaleda a las tres de la tarde. / Juan Antonio Morgado

Juan Carlos llega a Málaga para firmar: «Estoy muy contento»

  • El madrileño, que tiene previsto pasar hoy el examen médico, es el primero de los fichajes ya acordados que aparece por La Rosaleda

Juan Carlos es el primero en llegar para el nuevo proyecto del Málaga. Se desconoce cuál de los tres futbolistas que tiene fichados ya el club será presentado antes, pero el madrileño se adelantó ayer a todos en su visita a La Rosaleda para ultimar los detalles de su nuevo contrato, que todavía no ha sido rubricado, y también examinar las instalaciones del club en el estadio de Martiricos. A la salida de las oficinas el futbolista aseguró a este periódico que se siente muy satisfecho por su incorporación al conjunto blanquiazul. «Estoy muy contento», declaró, a la vez que comentó cuál será su programa para las próximas horas: «Mañana (por hoy) pasaré el reconocimiento médico, y ya se hará todo».

Llegará al equipo malagueño como lateral izquierdo, aunque sus condiciones le permiten ocupar también zonas más adelantadas de esa banda. En su anterior equipo, el Granada, jugó fundamentalmente en la defensa, aunque no consiguió hacerse con una plaza fija en un equipo que experimentó numerosos cambios en una temporada complicada, en la que estuvo muy cerca del descenso hasta el último instante del campeonato. De esta forma, rivalizará con Boka para esa plaza, aunque Javi Gracia también puede utilizar en el lateral a Torres (lo hizo algunas veces ya la campaña anterior).

Juan Carlos es propiedad del Sporting de Braga, por lo que se incorpora al equipo malagueño cedido por el club portugués por una temporada. Al final de esa campaña de contrato el Málaga dispondrá de una opción de compra para hacerse con el futbolista por un valor de nada menos que seis millones.

Amplia experiencia

El jugador madrileño, de 25 años, cuenta ya con una experiencia importante en el fútbol español. Arrancó su trayectoria en el Madrid, al que llegó como juvenil, y después jugó en el Castilla, para debutar después con el primer equipo blanco. Se marchó al Sporting de Braga, de donde fue saliendo progresivamente cedido hacia el Zaragoza, Betis y el mencionado Granada. Las dos temporadas en el equipo verdiblanco quizás fuesen las mejores, aunque en el conjunto aragonés también rayó a buena altura. Ahora le llega un nuevo destino y otra oportunidad, también a préstamo, en la que deberá recuperar sus mejores sensaciones tras una temporada difícil en el cuadro granadino.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate