Diario Sur
Malaga CF

Javi Gracia quiere llevarse a Rosales

Rosales, cuyo contrato acaba al final de la próxima temporada, en un partido en La Rosaleda.
Rosales, cuyo contrato acaba al final de la próxima temporada, en un partido en La Rosaleda. / Salvador Salas
  • El lateral derecho es el primer objetivo que ha planteado el técnico navarro al Rubin Kazán para mejorar la plantlla

  • El Málaga ya tiene noticias del interés del club ruso en el zaguero, cuyo contrato expirará al término de la próxima semana

El Málaga, como muchos otros equipos, trata de avanzar en las gestiones, pero se ve obligado a moverse al ralentí. El mercado está muy parado, lo que no implica que las gestiones no se produzcan. La situación afecta tanto a las salidas como a las llegadas, si bien a las oficinas de La Rosaleda llegan continuamente comentarios y rumores. Unos tienen fundamento y otros, como los que afectan a Rosales, sí parecen tenerlo en relación con un equipo en particular. Se trata del deseo del exentrenador blanquiazul Javi Gracia de reclutarlo para su proyecto en el Rubin Kazán.

Rosales lleva en el mercado muchos meses. El Málaga no ha podido cerrar una ampliación de contrato, de ahí que todos los clubes manejen la información de que su vinculación con el club de La Rosaleda concluirá al final de la próxima temporada. La regularidad del lateral derecho venezolano, que ha cumplido sobradamente las expectativas puestas en él (para la gran mayoría era un futbolista desconocido y suplió a la perfección la marcha de Jesús Gámez), es valorada por distintos equipos. Por esa razón, estos entienden que es ilógico esperar un año para entrar en una puja muy complicada. Es mejor negociar ahora su contratación.

Siempre que un jugador se encuentra a un año vista de acabar contrato comienzan a surgir rumores. A Rosales se le ha vinculado con varios equipos, pero el comentario que ha sonado con más fuerza en La Rosaleda desde el miércoles es el interés –mejor decir el firme interés– de Javi Gracia de llevárselo a su nuevo equipo. Y no extraña en absoluto. De no haber sido por sus problemas físicos, que le impidieron actuar en la recta final de la Liga, el venezolano habría jugado todos los minutos.

A Gracia le han dado mando en plaza en el Rubin Kazán y él desea contar con jugadores que conozca bien, así que nadie mejor que uno de sus ‘titularísimos’ durante su etapa en el Málaga. Rosales cumple todos los requisitos y es un futbolista muy apreciado por el navarro y el trío de colaboradores que lo acompañará en esta nueva experiencia. El venezolano da un nivel alto en los entrenamientos y compite bien, lo que garantiza el acierto de su fichaje.

La condición de extracomunitario de Rosales es otro aspecto a valorar. Algunos clubes españoles que tienen en su agenda al venezolano entienden que supone un contratiempo dado que se trata de un defensa, y más concretamente un lateral derecho. La salida del venezolano le daría al Málaga más margen de acción, porque entonces sí podría contemplar la continuidad de Ochoa, aunque el guardameta mexicano, como sucede con el internacional de la ‘vinotinto’, también terminará su contrato al final de la campaña venidera.

El club está al tanto del interés de Gracia y el Rubin Kazán por Rosales, pero ya hacía meses que se intuía que habría ofertas por el venezolano. Como con otros casos (el citado Ochoa y, sobre todo, Camacho), el Málaga no ha dejado pasar las semanas sin estar atento a posibles objetivos. Cubrirse las espaldas es una obligación para cualquier director deportivo y en La Rosaleda también se cumple esta máxima.

Jesús Gámez y su ficha

En los últimos días, a raíz de que el Atlético de Madrid pretende la contratación del lateral derecho Vrsaljko, del Sassuolo italiano, han surgido comentarios en Madrid sobre la situación de Jesús Gámez. La exigencia del técnico rojiblanco, Diego Simeone, de contar con una plantilla reforzada en determinadas posiciones ya ha supuesto la salida de Manquillo y provocaría también la marcha del fuengiroleño. Lógicamente, el nombre del Málaga ha saltado a la palestra. En la entidad de Martiricos no se ha contemplado esta posibilidad –independientemente de que la ficha del zaguero en el club de la ribera del Manzanares es muy elevada–, pero conviene apuntar que sí es un futbolista del gusto de Juande.

El entrenador malaguista, asesorado por Juan Ramón Muñiz, se planteó en un par de ocasiones el fichaje de Jesús Gámez por el Dnipro, pero la normativa del fútbol ucraniano obliga a contar en el once sobre el terreno de juego con al menos cuatro futbolistas nacionales. Por eso, habitualmente se tiende a recurrir al portero o los defensas para ocupar esas plazas obligatorias. Aquello jugó en contra del fuengiroleño en momentos puntuales, como en el verano de 2013 tras el paso por la Champions.