Diario Sur

Malaga CF

El Málaga compartirá la propiedad de Sandro para poder contar con él

Sandro es abrazado por Messi tras haber marcado en Villarreal.
Sandro es abrazado por Messi tras haber marcado en Villarreal. / AFP
  • El club ha debido transigir con esta exigencia debido a que el jugador quedaba libre y tenía ofertas de equipos de la Premier League

«El entorno del delantero Sandro da por hecho el acuerdo para fichar por el Málaga». El jueves SUR apuntaba con este titular que la llegada del delantero canario iba a ser un hecho. Pero el joven futbolista que ha recibido la carta de libertad tras su paso por el Barcelona no será propiedad del club de La Rosaleda. Al menos, en su totalidad. Esa ha sido una exigencia con la que han debido transigir obligatoriamente los dirigentes blanquiazules para cerrar su incorporación.

En el fútbol moderno ya nada es lo que parece. La aparición de fondos de inversión están a la orden del día y, cuando no, las agencias que representan a los jugadores e incluso sus familiares incluyen en la negociación mantener una parte de la propiedad. Sobre todo, si el futbolista cuenta con la carta de libertad en el bolsillo. No es el Málaga el único que se ha visto forzado a recurrir a los fondos (solo así se obtenía la viabilidad económica para seguir adelante) y menos aún a compartir los derechos de un futbolista (por ejemplo la única forma de reclutar a Horta hace dos veranos). Ahí se encuentran los casos conocidos de estrellas de distintos equipos punteros de toda Europa y de otros que no tanto.

La opción de Sandro ya gustaba en el mercado invernal, pero, con el paso de los meses, en el Málaga entendieron que incorporar a un jugador libre y con más futuro que presente (tiene 20 años) iba a acarrear no pocas dificultades. Porque a estas alturas un jugador más o menos consagrado de cualquier ‘grande’ da prioridad a un equipo que compita en la Champions o la Liga Europa, aunque sea en otro país y requiera de un proceso de adaptación.

Pero en este sentido Sandro y su entorno siempre lo han tenido claro. El jugador tenía sobre la mesa un par de ofertas de la Premier League, pero no veía claro que pudiera disfrutar de la continuidad deseada, «de jugar 30 o 35 partidos en la temporada» (según aseguran), y ese objetivo sí es más factible en el Málaga. Evidentemente, la presión ejercida por el nuevo entrenador blanquiazul, Juande Ramos, también ha sido crucial. El manchego tiene un gran cartel no ya en el fútbol, sino entre los futbolistas. Conviene apuntar que fueron varios jugadores los que auspiciaron su candidatura a entrenar a la selección y a formar parte de una terna del que luego salió elegido Luis Aragonés.

A día de hoy, en el fútbol español pesan mucho en algunos jugadores los ejemplos de Carvajal, que decidió lanzarse a la aventura en Alemania y que después fue repescado por el Real Madrid, o el más reciente de Morata, que prefirió arriesgarse en un club muy importante, la Juventus, en vez de conformarse con ‘minutos de la basura’ en el conjunto blanco. No siempre sale bien, como ha sucedido con Manquillo, primero en el Liverpool y luego en el Olympique de Marsella.

Sandro antepone jugar a estar en una plantilla en Inglaterra o Alemania en la que corre el gran riesgo de no disfrutar de continuidad. Y no es que Juande se lo haya garantizado, porque ya se sabe que el manchego no se casa con nadie (como ya demostró, por ejemplo, en el cuadro blanquiazul), pero el Málaga es una opción excelente para subir ese peldaño que le permita al delantero canario confirmar en la élite las virtudes que atesora.