Diario Sur
Malaga CF

Keko, el penúltimo extremo para Juande

Arnau y Juande se saludan en presencia de Abdullah Al-Thani antes de la presentación del nuevo entrenador.
Arnau y Juande se saludan en presencia de Abdullah Al-Thani antes de la presentación del nuevo entrenador. / Salvador Salas
  • El nuevo entrenador ya tiene casi cubiertas las posiciones que deseaba para ganar en verticalidad

  • El manchego quiere más juego por las bandas y ya dispone de Chory Castro, Jony y el madrileño, más la opción de Juan Carlos y la ilusión de que el cupo se cierre con Samu

Uno de los puntos de clara sintonía entre el director deportivo del Málaga, Francesc Arnau, y el nuevo entrenador, Juande Ramos, se centra en la necesidad de mejorar el juego del equipo por las bandas. Ypara ello nada mejor que contar con extremos ‘puros’. El fichaje de Keko, que todavía no es oficial por un formalismo en la documentación que debe remitir el Eibar, viene a apuntalar aún más las posiciones que deseaba el técnico para ganar en verticalidad.

Finalmente el Málaga no pudo anunciar ayer la incorporación de Keko para las cuatro próximas temporadas. La falta de una firma en el Eibar –en concreto, de uno de sus dirigentes– provoca que se demore unas horas más la oficialidad de la operación. Sin embargo, fuentes del club incidieron anoche en que el acuerdo entre las tres partes «no corre peligro» y que únicamente falta un trámite. Ayer no existía el más mínimo atisbo de preocupación en las oficinas de La Rosaleda por esta cuestión. Se espera que hoy llegue la documentación pertinentemente rubricada para incluso, si es factible, proceder a la presentación oficial del futbolista madrileño.

Aspiración desde diciembre

Keko era una aspiración de Arnau desde que llegó al cargo. En estos meses el director deportivo se ha caracterizado por tratar de incorporar a jugadores que puedan desenvolverse como extremos. En diciembre, nada más sustituir a Mario Armando Husillos, se lanzó por el futbolista del Eibar, aunque pronto tuvo que recular al entrar en la puja el Sevilla, con mucho más poderío económico. Al final este tampoco accedió a las pretensiones del club armero y el futbolista acabó ampliando su contrato un año más, hasta 2018. Pero el excapitán malaguista también trató de seguir la senda marcada por su antecesor en la negociación con el Villarreal para repescar a Samu, aunque la lesión del malagueño la truncó.

Ahora, curiosamente, Samu es el ‘último de la fila’, el anhelo de Arnau para completar un cuarteto de extremos de primerísimo nivel que incluso contaría con algunas alternativas, casos de Juan Carlos (un comodín en el flanco izquierdo) y el canterano Ontiveros (aunque este debe mostrar la actitud deseada por el cuerpo técnico, nada que ver con la que provocó que Javi Gracia lo ‘sentenciara’ muy pronto y dejara de contar con él). Más difícil parece tenerlo Tighadouini, aunque la pretemporada será decisiva para conocer si el nuevo entrenador ve posible situarlo escorado a una banda, como le gusta al futbolista; si cree que puede ser más punta, o si ni siquiera tiene opciones de figurar en la primera plantilla.

Arnau debe de tener claro que el estilo del Málaga debe basarse en más juego por las bandas porque la mayoría de sus operaciones han estado relacionadas con los flancos. Su primer fichaje fue un extremo (Chory Castro), después cerró la llegada de dos laterales (Cifu, muy ofensivo, y Ricca, también interesante en ataque) y más tarde logró la cesión de otro extremo, este cedido (Atsu). La única excepción en el mercado invernal fue Uche, un delantero. Y cara a la próxima temporada Keko se suma a otro extremo ya apalabrado y que presumiblemente será presentado esta semana, el hasta ahora sportinguista Jony; a un delantero que en momentos puntuales y con un sistema más ofensivo podría actuar en las alas (el barcelonista Sandro), y a otro punta, Michael Santos, al que en Uruguay algunos ven también con recorrido en una posición más exterior.

A pierna cambiada

El caso es que con la llegada de Keko, e independientemente de que en el fútbol moderno los extremos están muy habituados a jugar a pierna cambiada –de hecho, Ontiveros es más eficaz así–, Juande podrá contar en la izquierda con Chory Castro y Jony, y en la derecha con Keko. Ese es el panorama de momento, porque se desea contar con otro especialista más para la derecha siempre que la operación sea ventajosa económicamente. Samu es el candidato más firme. Desde luego, lo que parece evidente es que el manchego recurrirá a extremos y no a centrocampistas reconvertidos, como hizo Gracia con Juanpi, Pablo o Espinho.