Diario Sur
Malaga CF

Tighadouini viene dispuesto a convencer a Juande Ramos

Tighadouini, en un entrenamiento antes de irse cedido.
Tighadouini, en un entrenamiento antes de irse cedido. / Ñito Salas
  • El joven internacional marroquí ya sabe que tiene pocas opciones de quedarse, pero está seguro de que se ganará la confianza del entrenador

Entre la larga lista de cedidos del primer equipo malaguista, el único jugador que a priori va a participar en la pretemporada que arrancará el viernes de la próxima semana es Tighadouini. Así se ha manifestado el propio futbolista en sus conversaciones los últimos días con los dirigentes del club, ya que se considera capacitado para convencer al nuevo entrenador, Juande Ramos.

La evolución del mercado marcará si el Málaga puede desprenderse de aquellos jugadores que no entran en los planes de futuro. Desde luego, si se cumple la previsión del club, sería el único jugador que estuvo cedido durante la pasada campaña que participaría en la pretemporada. SUR ya avanzó con mucha antelación que tanto Espinho como Rescaldani no contaba y que a ambos ya se les había expuesto cuál iba a ser su situación. Evidentemente la dirección deportiva no olvida la ‘operación salida’ y trata de cerrar cuanto antes distintas operaciones para aligerar el número de efectivos. Pero no siempre resulta fácil.

Poco a poco se espera encontrar acomodo no solo a estos dos jugadores citados, sino también a otros que tampoco han convencido hasta el momento, como Horta (al que le quedan tres años de contrato y que probablemente se marche al Sporting de Braga) o Cifu, fichado en el último mercado invernal.

El caso de Tighadouni es diferente. El jugador siempre se ha quejado en privado de que el anterior entrenador, Javi Gracia, no le dio opciones de jugar en la que considera su posición idónea, como extremo izquierdo, y regresa tras un periodo de cesión en Turquía poco fructífero. Aunque allí debutó a los pocos días de llegar y encadenó varios partidos consecutivos, nunca llegó a ser titular y a poco más de mes y medio para la conclusión del campeonato sufrió una lesión muscular que lo ha tenido en el dique seco y que adelantó el final de temporada para él.

A Tighadouini se le ha expresado que sus opciones de quedarse en el primer equipo son pocas, puesto que las bandas están muy pobladas (han llegado Keko y Jony) y arriba la competencia, donde tampoco le agrada mucho jugar al joven internacional marroquí, la competencia será muy dura. Es decir, el club le brinda la oportunidad de curtirse otro año más fuera, siempre en calidad de cedido porque en Martiricos se le considera «un activo» y no se contempla negociar un traspaso.

Sin embargo, el futbolista ha sido claro en sus conversaciones con los dirigentes malaguistas y ha solicitado hacer la pretemporada porque quiere convencer a Juande. Es más, Tighadouini está seguro de que durante las semanas de preparación agradará al nuevo entrenador malaguista. Evidentemente, parte en desventaja respecto al resto. Habrá que ver si cambian las tornas...