Malaga CF

Semana clave para los siete jugadores del Málaga en la rampa de salida

Mastour (derecha), junto a Ricca en un entrenamiento.
Mastour (derecha), junto a Ricca en un entrenamiento. / Ñito Salas
  • El club espera resolver antes del viernes la situación de Cifu, Horta, Espinho, Mastour, Rescaldani y los jóvenes Pol Ballesté y Rafa

Con la configuración de la plantilla muy avanzada, Francesc Arnau está volcado de lleno en la ‘operación salida’. Y la tarea no es fácil. Por eso, esta semana es clave para encontrar destino a los siete jugadores que no entran en los planes del Málaga para la próxima temporada: Cifu, Horta, Espinho, Mastour, Rescaldani y los jóvenes Pol Ballesté y Rafa. Al margen queda el caso de Tighadouini, al que se considera un activo del club y que, como apuntó SUR esta semana, ha solicitado trabajar a las órdenes de Juande porque está convencido de que logrará cambiar la opinión del técnico durante la fase de preparación.

En el capítulo de salidas este periódico la semana pasada ya adelantó que estaba casi cerrada la de Horta al Sporting de Braga, club que tiene fuertes vínculos con el agente del jugador, el poderoso Jorge Mendes, y al que ha pertenecido oficialmente durante los últimos años Juan Carlos. Todo parece indicar que la operación se cerrará en pocas horas. Es la opción más factible a día de hoy, aunque ya se sabe que en el mercado cualquier situación puede resolverse de forma repentina.

En la lista de descartados se encuentran también Espinho y Rescaldani, y el club pretende que ambos ni siquiera tengan que viajar hasta España para comenzar el trabajo el viernes. De momento tiene mejor salida en el mercado el delantero argentino, al que le quedan dos años de contrato y por el que han ya se han interesado varios clubes. La cuestión es hasta dónde puede llegar cada uno económicamente para hacerse con sus servicios. En lo que respecta al interior portugués, cedido los últimos seis meses al Moreirense de su país, su vinculación con el Málaga concluiría en junio de 2017.

El caso espinoso

Uno de los casos más espinosos es el de Cifu,  incorporado en el mercado invernal y al que no se le ve todavía preparado para competir en Primera División como lateral derecho (en la categoría de ‘plata’ brilló en el Girona, como ‘carrilero’, con un sistema de tres centrales). Tanto la dirección deportiva como el nuevo entrenador han entendido que lo mejor es buscar una cesión y así se le comunicó al jugador granadino. No parece que vaya a ser difícil encontrarle acomodo, puesto que varios conjuntos de Segunda ya han preguntado por su situación.

También se está a la espera de concretar el futuro de Mastour, que llegó recomendado por el propio jeque Abdullah Al-Thani y que a la postre solo jugó unos minutos. No solo fue esa su única actuación, sino también su única convocatoria en la Liga (en la Copa del Rey también formó parte del grupo que se desplazó en la ida a la localidad burgales de Miranda de Ebro). La peculiar situación de su club de origen, el Milan –está inmerso en un proceso de compraventa–, va a demorar forzosamente cualquier solución al futuro de este joven jugador que llegó cedido por dos temporadas.

Por último, tampoco entran en los planes del club los dos jóvenes que estuvieron cedidos la campaña anterior, el guardameta Pol Ballesté (en el Cádiz) y el centrocampista Rafa (en el Murcia). En el caso de este último, además, conviene apuntar que este es su último año de contrato, por lo que puede quedar desvinculado de la entidad, aunque el Málaga está moviéndose en el mercado para encontrarle equipo. El guardameta sí puede marcharse prestado de nuevo.