Diario Sur

Malaga CF

Diego Llorente cierra el círculo

Diego Llorente, en la sesión de trabajo de la tarde de ayer, ya se ejercita con la nueva equipación de entrenamiento del Málaga.
Diego Llorente, en la sesión de trabajo de la tarde de ayer, ya se ejercita con la nueva equipación de entrenamiento del Málaga. / Álvaro Cabrera
  • El central del Real Madrid completa una plantilla fuerte y compensada, a falta de la llegada de otro delantero

  • El nuevo Málaga de Juande Ramos comienza la pretemporada con siete fichajes y unos objetivos más ambiciosos

Diego Llorente no fue el último fichaje en llegar, pero sí quedó para el final la oficialización de su contratación. De hecho, el defensa no pudo ejercitarse ayer por la mañana con sus nuevos compañeros debido a que todavía no se había cerrado su cesión, que estaba a la espera de la firma, el visto bueno, del Real Madrid. Y esta luz verde apareció la tarde de ayer, lo que permitió que el jugador ya se entrenara a las órdenes de Juande Ramos. Este refuerzo cierra el círculo que buscaba el club para completar una plantilla fuerte y compensada, a falta de un delantero más y algunos retoques obligados por distintas circunstancias (habrá una baja debido a que la plantilla dispone de cuatro extracomunitarios).

El fichaje de Diego Llorente, aunque sea cedido y con unas condiciones que pueden permitirle al Madrid recuperarlo en el mercado invernal (sólo en el caso de una lesión grave de alguno de sus centrales), ofrece al Málaga un nuevo salto de calidad, ya que el joven defensa es uno de los más deseados de la Liga. Su gran campaña en el Rayo Vallecano y sus excelentes cualidades no han pasado inadvertidas, aunque el Málaga pudo hacerse al final con sus servicios, cuando estaba muy cerca ya de cerrar su contratación por el Villarreal. Esta incorporación, asimismo, deja fuera de cualquier opción de continuar en la plantilla al cedido Albentosa.

Seguro que habrá más cambios en el Málaga, sobre todo si al final sale alguno de los jugadores más determinantes del equipo (el principal temor de la afición siempre está centrado en Camacho), pero los siete fichajes realizados hasta el momento le permiten aumentar su potencial en relación a la pasada temporada. De hecho, en esta nueva situación los objetivos son más ambiciosos, como reconoció el propio Juande en su presentación. La plantilla cuenta con dos futbolistas por puesto, salvo en el ataque, donde sólo hay tres para dos posibles plazas. De ahí que, pese a que no es una obligación, la llegada de un ariete más sería lo más lógico.

Para ello, sin embargo, el club también deberá darles salida a algunos jugadores que no cuentan, en principio, para Juande Ramos y que quieren disponer de minutos de juego en otros lugares. La reducción de la plantilla, además, rebajaría el gasto en este importante capítulo (especialmente controlado por LaLiga) y podría llegar un delantero para completar el equipo. Aunque los 21 jugadores que ahora cuentan podrían comenzar la Liga ya con la máximas garantías.

Cambio obligado

Al margen de las sorpresas, habrá un cambio seguro y obligado. Ochoa, Rosales, Weligton y Michael Santos no pueden inscribirse juntos. Son cuatro extracomunitarios. Deberá salir uno de ellos. En principio, el que tiene más posibilidades es el portero, pero tampoco se puede descartar que llegue una oferta por el lateral venezolano. En el club buscan una solución que todavía no ha aparecido. Hasta el final de agosto queda mucho tiempo de mercado de fichajes, por lo que las opciones para que se marche alguno de los estos jugadores están todavía muy abiertas.

La incorporación de Diego Llorente, la última anunciada por el Málaga, también pone de manifiesto el perfil de la nueva plantilla del primer equipo, que queda muy renovada. La mezcla de veteranía y juventud es una clara apuesta de la dirección deportiva, aunque las incorporaciones más destacadas corresponden a futbolistas relativamente jóvenes y con grandes perspectivas de futuro. Los dos jugadores que se presentan hoy (Sandro y el propio Llorente) tienen 20 y 22 años, respectivamente.

El proyecto se perfila muy atractivo para los aficionados, que están viendo que el club ha perdido el miedo a gastar dinero en fichajes (aunque la disponibilidad económica sigue siendo muy escasa). La dirección deportiva, con Francesc Arnau al frente, ha actuado rápido en determinadas operaciones y ha sido capaz de poner en manos de Juande Ramos una plantilla casi completa el primer día de la pretemporada. El técnico, de esta forma, podrá darle forma al equipo con mucho tiempo y trabajo. Es el comienzo de una nueva era.

Temas