Diario Sur

Malaga CF

Ghubn ofrece su versión en el juzgado por la querella del jeque

Ghubn, esta mañana en la Ciudad de la Justicia
Ghubn, esta mañana en la Ciudad de la Justicia / Francis Silva
  • El que fuera hombre de confianza de Abdullah Al-Thani no ha querido hacer declaraciones tras su comparecencia en la Ciudad de la Justicia de Málaga

Cerca de tres horas ha estado hoy en el interior de la Ciudad de la Justicia Abdullah Ghubn, el que fuera 'alma mater', vicepresidente y consejero delegado del nuevo proyecto del Málaga tras hacerse con la propiedad Abdullah Al-Thani. Fue reclamado para que declarara en relación a la querella interpuesta precisamente por el jeque, en la que también estaban incluidos otro hombre de confianza, Moayad Shatat, y el principal responsable de Blue-Bay, Jamal Iglesias.

Ghubn, que ha estado acompañado por su abogado, Alfonso López, ha ofrecido en esta comparecencia su versión en relación a las acusaciones de Al-Thani, pero al final de la misma no ha querido hacer manifestaciones públicas. El letrado ha comentado que no haría declaraciones, mientras que el propio Ghubn comentaba al subirse al coche que se trataba de un asunto “muy confidencial”.

El ex vicepresidente dirigió el proyecto malaguista tras la llegada del jeque en el arranque del mismo. Era la cara visible de la entidad y una persona de máxima confianza de Al-Thani. De hecho, Ghubn fue el enviado por el jeque para formalizar la compra del club a Fernando Sanz en 2010. Pero, después de frenar su inversión el jeque, ambos se distanciaron progresivamente hasta que finalmente se separaron.

Meses más tarde llegó la querella, que la planteó el jeque el mismo día en el que comenzaba la vista oral previa del 'caso Blue-Bay', que es el punto de partida también del proceso penal. En el procedimiento civil, asimismo, la hotelera reclama al jeque el 49 por ciento de las acciones que tenía el jeque de la sociedad de Martiricos al comienzo, y para ello presentó una demanda y el documento notarial que acredita la compra de las mismas por una cantidad que al final es de 0,49 euros (también pide quedarse con la gestión, que está incluida en el mismo contrato).

De esta forma, por el procedimiento de la querella criminal del jeque por falsedad documental y apropiación indebida, entre otras cosas, sólo faltaría por declarar el propio Al-Thani. Lo esperaban hoy, pero él tenía previsto pedir otro aplazamiento. En cualquier caso, el propietario del Málaga no ha acudido y su declaración llegará más adelante. A partir de entonces será el juez quien decida si archiva el caso o sigue adelante, lo que llevaría en última instancia a fijar el juicio.