Diario Sur

Malaga CF

La 'operación salida' se acelera en el Málaga

v
v / Salvador Salas
  • El club intensifica las negociaciones para la marcha de jugadores que no cuentan

  • A la reciente cesión de Cifu se une la de Alberto y la rescisión de Espinho, mientras que Tighadouini continúa a la espera

A medida que se acerca el viaje del viernes para la gira europea se incrementa la intensidad de la ‘operación salida’. El Málaga tiene casi perfilada su plantilla a falta de varios asuntos destacados: la posible incorporación de un delantero, resolver el problema del cuarto extracomunitario y aguardar la probable marcha de algún jugador importante (siempre figura el primero de esta lista Camacho). Pero necesita desprenderse de algunos futbolistas que no cuentan para el entrenador y que ellos mismos pretenden buscar acomodo en otro lugar para disponer de más minutos de juego.

El primer movimiento fue la marcha de Horta, mientras que la semana anterior también salió cedido al Girona Cifu, un lateral que no tuvo ninguna participación desde que llegó al equipo a mitad de la campaña anterior (no llegó a debutar). Pero la última novedad llegó con la rescisión del contrato por parte de Espinho, que tampoco estaba disfrutando de oportunidades. El portugués, que disponía de un año más de contrato, queda completamente desvinculado de la entidad de Martiricos. Ya no es jugador del Málaga.

Aunque ahí no queda todo, ya que también va a salir un jugador que está realizando la pretemporada con Juande, pero que pertenecen al segundo equipo. Es el caso de Alberto, un lateral izquierdo canterano que tiene una gran proyección. Estaba claro que ya iba a abandonar el Malagueño, pero lo más interesante es que se marcha cedido a un equipo de Segunda, el Mallorca, donde deberá buscar su crecimiento definitivo para acceder después a la élite. Y quizás haya pronto algún caso más muy parecido.

Estos movimientos de última hora están reduciendo de una forma importante la amplia plantilla que empezó la pretemporada. Y todavía deberá encontrar un destino Tighadouini, que tampoco dispuso de muchas oportunidades en el equipo blanquiazul en la media temporada que estuvo a las órdenes de Javi Gracia. Él quiere seguir en el Málaga, pero lo más probable será que salga.

Constantes movimientos

De ahí que la plantilla quedará ajustada ya a las necesidades del entrenador para el viernes. Es previsible, de esta manera, que en las próximas horas se puedan producir nuevas salidas y hasta entradas. Las horas que quedan hasta que parta el avión malaguista para la gira europea seguirán siendo muy intensas en los despachos de La Rosaleda.

Por otra parte, la plantilla del Málaga está disfrutando de una pretemporada muy favorable, por el momento, en cuanto a los problemas físicos se refiere. Hasta ahora sólo padeció algunos Tighadouini, pero de escasa relevancia. Y ahora llegan más, que impidieron entrenarse en la jornada de ayer tanto a Keko como a Juanpi, aunque, según aseguran desde el club, las molestias no revisten gravedad y es muy probable que ambos vuelvan muy pronto a trabajar con el grupo. El extremo sufre una contusión en el calcáneo de su pie derecho, mientras que el centrocampista tiene una contractura en el tensor de la fascia lata izquierda.