Diario Sur
Malaga CF

Los dos fichajes que faltan, a expensas del dinero disponible

Juande Ramos se dirige al grupo de jugadores antes de la sesión vespertina de ayer.
Juande Ramos se dirige al grupo de jugadores antes de la sesión vespertina de ayer. / J. Santiesteban
  • Juande Ramos quiere que se complete la plantilla con las incorporaciones de un portero que sustituya a Ochoa y un delantero

El Málaga quiere hacer dos fichajes, como ayer aseguró Juande Ramos en una entrevista que se publicó en este periódico, pero el club está pendiente de su disponibilidad económica para saber si finalmente puede acometer estas incorporaciones y, en su caso, cuál sería el coste que podría soportar para que no se resintieran las arcas de la entidad de Martiricos.

Juande dejó claro que el Málaga necesita un portero y un delantero. El primero para sustituir a Ochoa, que deja un hueco que deberá ocupar otro guardameta que pueda sustituir a Kameni en el caso de necesidad. El club cuenta con los canteranos, pero Juande considera necesaria la llegada de otro portero. El caso del delantero está más claro, siempre que no cuenten con ningún jugador del filial. En la plantilla hay tres delanteros, por lo que faltaría uno más para completar los dos jugadores por puesto.

La clave estará ahora en saber hasta dónde puede llegar el club. Las opciones que está barajando el Málaga para estos refuerzos son muy amplias y abarcan a candidatos de gran nivel, lo que implicaría una fuerte inversión, y también cuenta con la posibilidad de incorporar a otro tipo de perfiles de menor coste económico.

El club, de esta forma, deberá decidir qué hace. En el caso de la portería, el Málaga también cuenta con la posibilidad de ofrecerle una oportunidad a uno de los canteranos, aunque esta no es la línea por la que apuesta el técnico. Esta opción, además, no está exenta de riesgo. La incorporación de un veterano también se contempla, ya que podría suplir a Kameni en algún momento y su coste sería en principio asumible.

Posición cotizada

Otra cosa es el delantero, ya que esta posición está muy cotizada y no es fácil hacerse con un goleador por poco dinero. Aquí el abanico es más estrecho, ya que el objetivo se centra en buscar un candidato que pueda mejorar la actual delantera. Para ello sí es necesario contar con una gran disponibilidad económica.

Pese a que el Málaga tiene controlado el tope salarial que le impone la Liga, la economía de la entidad de Martiricos sigue siendo problemática. Las deudas acumuladas en el pasado siguen sin estar completamente resueltas, por lo que el club tiene que afrontar estos pagos hasta se pueda acabar por completo con el déficit acumulado.

Pese a todo, la fuerte subida en los ingresos por los derechos de televisión permiten al Málaga autofinanciarse de una forma solvente y mejorar el potencial de la plantilla. De hecho, el club de La Rosaleda va a disponer cara a la próxima temporada de un presupuesto que seguramente se situará por encima de los 60 millones. Este dinero lo generará la entidad, algo completamente impensable hace sólo un par de años.