Malaga CF

Keko: «Estamos deseando dar espectáculo y que todos nos volvamos locos»

Keko, ayer junto a los cisnes del lago que hay junto al hotel de concentración en Vaals.
Keko, ayer junto a los cisnes del lago que hay junto al hotel de concentración en Vaals. / J. Santiesteban
  • El extremo del Málaga muestra su habitual simpatía y optimismo, a la vez que asegura: «Quiero sacar al mejor Keko que hay dentro de mí»

Keko es un jugador especial. Sin jugar todavía en La Rosaleda se ha convertido en uno de los grandes atractivos para la afición. Sergio Gotán, que es su nombre, muestra su habitual simpatía en una entrevista a este periódico. El extremo, de 24 años, apuesta por el espectáculo, pero mantiene los pies en el suelo y cree que las metas hay que verlas a medida que se acercan, pero sin límites. Superó algunos problemas deportivos y ahora, padre de dos mellizas, está en su mejor momento profesional y personal

Después de dos semanas trabajando con el Málaga. ¿Qué valoración general puede hacer de la ciudad, el equipo, los compañeros..?

De la ciudad, muy poco, porque hemos estado entrenando con dobles sesiones y he tenido dos ratos para salir un día por el Paseo Marítimo y otro, al Centro. Es bonita y acogedora, pero poco más, por ahora. Del club puedo decir sólo cosas buenas; está superorganizado. Internamente se observa un funcionamiento de equipo grande, y luego en el vestuario estoy encantado. Hay mucha gente joven y los veteranos te acogen muy bien. Se ve que todos estamos remando en el mismo sentido.

¿Después de la espectacular presentación, Jony es el compañero con el que mejor se lleva, o hay otros más cercanos?

Estoy muy bien con todos, porque es un grupo muy unido. Siempre estamos haciendo el idiota. Con Jony coincidí en la presentación, aunque ya lo conocía de jugar en contra. Desde aquel momento hicimos bastante amistad. Ahora estamos juntos en la habitación. La verdad es que es un tío superencantador y estoy muy a gusto con él.

¿Qué te parece lo de Zipi y Zape?

No me molesta para nada. Ojalá sea un mote que se pueda mantener todo el año, y en un tono positivo, lo que significaría que todo va bien.

¿Qué le pasa con su nombre? ¿No lo pronuncian bien?

A veces cuando estamos jugando rápido me llaman Coque, y yo les digo que llevamos quince días trabajando, que vale ya. Te puedes confundir, pero sólo al principio. Esto les pasa sobre todo a los extranjeros, pero a algún español ya le ha pasado también y he tenido que parar la pelota en la mitad del entrenamiento para decirle: «Oye, ¿qué te pasa? ¿Te llamo yo Antonio, aunque te llames Alejandro?».

¿Y por qué se llama Keko?

Me lo llaman desde pequeño en mi casa. No sé por qué sería. No lo he podido elegir. Aunque ha quedado como nombre futbolístico, porque mi familia y mis amigos me llaman Sergio.

¿Siempre es igual de extrovertido, porque parece serio en su trabajo?

Tengo mis momentos de alegría, tristeza o inspiración. A veces te encuentras en un ambiente distendido y estás de broma, de cachondeo, y en otro momento en el trabajo, y hay que saber diferenciar. Cuando trabajo no estoy para risas.

¿Cómo lleva lo de ser padre de dos mellizas a su edad?

La verdad es que bien, porque estoy muy enamorado de mi mujer y mis dos niñas. Estoy feliz con lo que tengo. Pero es duro. Si no tienes a nadie que te ayude, es imposible. Fuera de bromas, el otro día estaba en el baño, me senté en la taza, y se puso a llorar una y mi mujer estaba con la otra, por lo que no me dio tiempo ni a limpiarme.

Volviendo al fútbol, ¿tiene algún ídolo?

No tengo a ninguno. Me gusta mucho ver. Miro a los que juegan en mi puesto tanto en España como en el extranjero. Sobre todo a los futbolistas los que están en equipos ‘top’, que lo hacen todo bien.

Sobre un comentario que hizo Jony en la presentación...

Hay que tener cuidado con lo que dijo Jony en la presentación. Me acuerdo que se metió en un lío con lo de Europa...

Pero ya lo dice también el entrenador, que asegura que hay que tener ambición.

Siempre hay que tenerla. Pero creo que el Atleti no ha llegado a la final de la Champions pensando desde el primer día que tenía que conseguir esa meta. Hay que lograr los objetivo día a día para ganar el siguiente partido. A partir de ahí ya veremos hasta dónde podemos llegar. Nosotros no hemos jugado ni dos partidos seguidos juntos y ya se habla de objetivos altos. Los equipos se están reforzando bien, igual que nosotros, que tenemos muy buen equipo. Pero vamos a ver cómo nos acoplamos y cómo funcionamos. Vamos a ir paso a paso, sin ponernos ningún límite.

Tuvo una gran proyección al comienzo, pero bajó su rendimiento hasta que hace dos temporadas volvió a resurgir.

Jony y yo tenemos trayectorias bastante parecidas. Con 16 y 17 años ya estaba subiendo y bajando al primer equipo del Atlético. Debute en Primera en Copa con grandes jugadores. Y mirando atrás, quizás no estaba preparado para dar ese salto ni física ni mentalmente. En ese momento piensas que sí, y quieres ir deprisa. Correr mucho. No estaba preparado a ese nivel. Posiblemente, además, esperan algo más de un chico de 17 años. Las expectativas en los equipos grandes hay que cumplirlas, tienes que convencer cuando te dan una oportunidad. Tuve que irme para demostrar mi capacidad. Fui cedido a equipos de Primera y de Segunda. Y me metí en el mundo profesional después de estar protegido en una cantera y, no nos vamos a engañar, fue difícil, y no supe dar la talla en ese momento. Pero luego he visto y he aprendido mucho, y el fútbol me ha dado otra oportunidad. Me he podido reenganchar. Todo lo que soy ahora es gracias a eso que viví.

¿El salto que acaba de dar es al que aspiró siempre?

Sí. Teníamos varias opciones en enero y este verano. Es el momento justo, porque, como otros, soy joven, pero tengo cierta madurez para afrontar las cosas de otra manera. Nosotros decidimos venir al Málaga porque tenían mucho interés. Lo más importante para mí era jugar. Quiero sacar al mejor Keko que hay dentro de mí.

¿En esos momentos malos ha necesitado mucho apoyo?

Mi familia siempre ha estado conmigo en las duras y en las maduras. Pero luego he tenido el apoyo de Gelu Rodríguez, que es mi representante. Él ha sido una persona clave para mí a nivel deportivo. Necesitaba a alguien que me orientara y me diera confianza, y él me ha ayudado bastante. Ha sido clave para mí.

Está en clara progresión. ¿Hasta dónde quiere llegar? ¿O piensa ir partido a partido?

Sí. Tengo esa mentalidad. Siempre te marcas objetivos, pero mi experiencia me dice que lo único que me funciona es trabajar mucho para estar preparado y disfrutar del día a día. Cuando antes estuve obsesionando con metas no me dio resultado. Me preparo para el día a día.

Ha participado ante el Eupen y el Colonia. ¿Cómo se vio?

Me sentí muy cómodo. Creo que puedo desarrollar el tipo de fútbol que me gusta, no tengo que cambiar nada.

Tiene compañeros que también saben jugar un fútbol vistoso.

Tenemos mucha variedad. Hay bastantes compañeros que tienen buen tato del balón, otros son rápidos o podemos buscar en largo a Charles o a otro delantero. Pero no sé al final cómo saldrá todo.

Ya se ha convertido en un ídolo de la afición. ¿Qué le diría?

La afición tiene que estar ilusionada, debe ser así. Igual que nosotros, que estamos deseando salir al campo para dar espectáculo y que todos nos volvamos locos.

Temas