Malaga CF

La continuidad de Santos en el Málaga, en entredicho

Santos, durante el partido con el Algeciras.
Santos, durante el partido con el Algeciras. / Salvador Salas
  • El gran fichaje ha dado un nivel bajísimo y está muy lejos del ritmo exigido en España, por lo que no se descarta que se marche cedido

  • El delantero, por el que el club pagó 4,2 millones de euros, y Ricca llegaron después de que su agente diera facilidades para la incorporación de Chory Castro

Sin duda, la peor noticia de la pretemporada del Málaga –saldada sin derrotas y, lo más importante, sin lesiones– ha sido el rendimiento del fichaje estrella. Omejor dicho, su falta de rendimiento. El delantero uruguayo Santos ha dado un nivel bajísimo, lo que pone muy en entredicho su continuidad en el equipo con vistas a la temporada que arrancará el viernes ante Osasuna. Eso sí, al tratarse de un futbolista propiedad del poderoso Paco Casal no se antoja fácil encontrar una solución tan a corto plazo.

De antemano conviene explicar el contexto en el que se produjo la llegada de Michael Santos al Málaga. Se trata de un futbolista que ya el verano anterior fue tanteado por el anterior director deportivo, Mario Armando Husillos, para que fuera una pieza más en ataque (un complemento)debido a que se consideraba que tenía proyección. Incluso, Casal llegó a estar un par de veces en las oficinas de La Rosaleda. La negociación quedó en agua de borrajas porque el agente uruguayo exigía cuatro millones de euros por el traspaso y el hispanoargentino entendió que era un precio muy desorbitado. Seis meses después sí se produjo la incorporación del delantero, por un precio similar y no por el ciento por ciento de su propiedad. Pero es obligado recalcar que tanto este fichaje como el del lateral izquierdo Ricca se concretaron después de que Tenfield (la empresa de Casal) diera muchas facilidades a la entidad de Martiricos para que llegara Chory Castro en un momento clave, con el equipo en una situación delicada.

Evidentemente el fichaje de Santos se cerró después de contar con los preceptivos informes técnicos favorables sobre las cualidades del futbolista. Se entendía que podía ser un refuerzo muy importante, aunque es cierto que por sus características físicas no se le podía etiquetar como delantero centro y que por sus cifras tampoco era un goleador contrastado. De él se destacaba más su velocidad, que contrastaba con su escasa envergadura.

Pero a la hora de la verdad Santos tiene desconcertados a todos. De hecho, fue muy evidente que en la final del Torneo Carranza Juande Ramos decidió variar en el descanso el plan previsto y, debido al pobre nivel del uruguayo, optó por sustituirlo cuando la intención era dar el partido completo a aquellos que no habían participado en la semifinal. Así ha ocurrido sucesivamente en todas sus actuaciones. Porque, en contra de lo que pudiera pensarse, el entrenador manchego le ha dado minutos constantemente para comprobar si es una mera cuestión de adaptación (ha sido el segundo delantero más utilizado, con 378, solo por detrás de Charles, con 409).

La realidad es que ‘El pelos’ (como se conoce a Santos) ha demostrado estar muy lejos del nivel exigido en España. Las dudas sobre la continuidad de este futbolista se han instalado en el club, porque igualmente crece el recelo respecto a que su aportación pueda mejorar a corto o medio plazo. Ahora bien, ¿cuál sería la solución? Es innegable que el club mantiene una relación fluida con su agente, pero de ahí a que este pueda dar facilidades para una salida pactada o una cesión media un abismo. Casal apostaba de lleno por el salto de Santos a Europa para que se convirtiera en un activo importante y pudiera generar un traspaso importante en el futuro, así que se trata de un contratiempo importante.

Ochoa tuvo que irse

Pero además Santos ocupa plaza de extracomunitario, lo que desembocó forzosamente en la salida del guardameta de Ochoa. De ahí que si el fichaje de Santos fuera un fiasco habría tenido más consecuencias importantes. Lo cierto es que a estas alturas el Málaga anda a la búsqueda de un guardameta. Los medios turcos se hacían eco ayer del interés en Boyko, el espigado cancerbero ucraniano que estuvo a las órdenes de Juande en el Dnipro y que apenas ha tenido opciones en el Besiktas, aunque se trata de una opción aparcada desde hace dos semanas. Y lo cierto también es que Santos está a día de hoy muy por detrás del novato En-Nesyri, que acaba de concluir su etapa como juvenil.