Diario Sur
Malaga CF

El club y el entorno del delantero reconocen la «falta de adaptación» de Santos

Los tres uruguayos, Santos, Ricca y Chory Castro, durante un entrenamiento en el estadio Ciudad de Málaga.
Los tres uruguayos, Santos, Ricca y Chory Castro, durante un entrenamiento en el estadio Ciudad de Málaga. / Salvador Salas
  • Ambas partes confían en que el punta progrese durante los primeros cuatro meses de competición y desde Uruguay se recuerda el precedente de Darío Silva

La noticia, adelantada ayer por SUR, de que la continuidad del delantero uruguayo Santos está en entredicho después del muy discreto nivel ofrecido sacudió ayer al entorno del Málaga, aunque no tanto al club y menos aún al vestuario. Tanto desde el seno de la entidad como entre las personas más cercanas al joven punta incidieron en el mismo mensaje: falta de adaptación. Por eso, se confía en que progrese durante los cuatro primeros meses de competición para que se consolide en la plantilla.

Santos, el fichaje más caro del Málaga para esta temporada (más de cuatro millones de euros sin que su propiedad sea al ciento por ciento), ha sido la gran decepción de esta pretemporada. Y no por actitud. El jugador, consciente de que el ritmo y el trabajo lo superan de momento, ha puesto todo su empeño en mejorar y también ha demostrado que es un buen compañero. Pero otra cuestión son sus virtudes. De momento poco o nada ha demostrado, siempre teniendo en cuenta que tiene unas cualidades definidas: su velocidad y su habilidad para el desmarque, pero no su juego aéreo o su capacidad goleadora.

Objetivo también antes

Paradójicamente, Santos fue contratado por la actual dirección deportiva, pero también era objetivo de la anterior –es cierto que a un precio más bajo–, lo que refleja que sus cualidades no habían pasado inadvertidas ni para el equipo de Francesc Arnau ni para el de Mario Armando Husillos. Sin embargo, sus dificultades para tener el ritmo adecuado son importantes.

Ni en el Málaga ni en el entorno del jugador (esto es, en la empresa Tenfield, propiedad del magnate uruguayo Paco Casal) miran hacia otro lado en este caso. Es más, reconocen a SUR la «falta de adaptación» del jugador. Y no solo en el plano deportivo, sino también en la faceta personal, aunque Chory Castro y Ricca tratan de que poco a poco adquiera la confianza necesaria. La sintonía entre los responsables del club y el poderoso intermediario es total, así que las conversaciones sobre lo que ha sucedido estas últimas semanas han sido diversas.

Desde la empresa uruguaya recuerdan que el salto de un futbolista a Europa no es fácil y que no todos tienen una adaptación rápida. Es más, ponen como ejemplo un precedente que se vivió por estos pagos, el de Darío Silva. En su primera temporada en el Málaga, la inolvidable ‘media naranja’ de Dely Valdés destacó más por cuestiones extradeportivas que por su rendimiento en el terreno de juego –aunque sí tuvo continuidad y marcó goles tras la grave lesión de rodilla de Edgar–, lo que puso en duda su continuidad. De hecho, SUR publicó al concluir la temporada 1999-2000 que el club se había dirigido a Casal para que le buscara otro destino –como así confesó el entonces presidente, Fernando Puche, en un almuerzo–, pero, por fortuna para el malaguismo, la postura de los técnicos varió posteriormente. A la postre Darío Silva marcó época junto al delantero centro panameño.

De momento, Santos ha estado muy por debajo de lo ofrecido por los dos puntas meritorios, En-Nesyri y Kuki, aunque Juande le ha dado minutos constantemente para ver si evolucionaba. En este sentido, ha sido el segundo delantero más utilizado en la pretemporada, con 378 minutos, solo superado por Charles, con 409. El club confía en que el rendimiento del uruguayo mejore considerablemente, aunque obviamente la entidad de los rivales en la Liga está muy por encima de la mayoría a los que se ha enfrentado el conjunto blanquiazul durante esta fase de preparación.

Temas