Diario Sur

Malaga CF

El Málaga, pendiente de la evolución del mercado para apuntalar su plantilla con un portero y un ariete

  • El club confía en que algunas opciones se pongan a tiro en los últimos diez días del plazo para satisfacer los deseos del entrenador

El Málaga no tiene cerrada su plantilla. Es sobradamente conocido que el club pretende apuntalar el grupo con las incorporaciones solicitadas por el entrenador, Juande Ramos, cuando se sentó con los dirigentes del club para negociar su fichaje. El mercado veraniego entra en la recta final –con diez días que se antojan tan interesantes como imprevisibles– y en las oficinas de La Rosaleda continúan pendientes del desarrollo de los acontecimientos en distintos países para tratar de encontrar a un guardameta y a un ariete.

El diseño de la plantilla estuvo muy claro desde que Juande se sentó con el director deportivo, Francesc Arnau, una vez que las negociaciones para su incorporación estaban encarriladas. Más o menos los nombres estaban definidos en las distintas posiciones (como los casos de Keko o Sandro), uno que a la postre no se cerró (el francés Chantome, lo que desembocó en la llegada de Kuzmanovic) e incluso se manejaba alguna opción ante la marcha más que prevista de Camacho. Y ya entonces se sabía que iba a quedar vacante una de las plazas de guardameta debido a que Ochoa saldría obligatoriamente al contar el Málaga con cuatro extracomunitarios.

La opción de Boyko

El club se mantiene a la espera en este sentido. La opción del espigado internacional ucraniano Boyko está abierta. Como explicó este periódico el martes, se entablaron los primeros contactos hace dos semanas, pero las diferencias eran considerables. A Juande le gusta (lo conoce bien, puesto que ya lo tuvo en el Dnipro) y el futbolista está encantado con la idea de estar de nuevo a las órdenes del manchego después de una experiencia negativa en el Besiktas turco. El representante del cancerbero lleva personalmente las negociaciones con los responsables del club otomano para tratar de desbloquear la situación.

El principal obstáculo se centra en que el Málaga no parece dispuesto a pagar cantidad alguna por la cesión. Más allá de que el tope salarial asfixie al club en sus intentos por reforzar el plantel, en La Rosaleda se entiende que, en caso de tener continuidad, sería el Besiktas el que se beneficiara del papel de Boyko.

Igual que sucedía con la vacante del portero, también en aquel diseño de la plantilla que pergeñaron Arnau y Juande se encontraba un hueco en la línea de ataque junto al trío compuesto por Santos, Sandro y Charles. Y no es que el Málaga no se haya movido. Lleva haciéndolo más de dos meses, pero cualquier maniobra se ha visto frenada por un simple detalle: el club no ha podido cerrar un traspaso como esperaba. Para ser más claros, el club ha visto cómo las expectativas para vender a Camacho (algo que se daba por hecho en el mercado desde marzo) se han desvanecido. No ha llegado una sola propuesta en todo el verano.

A medida que avanzan los días, las dificultades para incorporar a un ariete tipo Salva se complican. Pero ya se sabe que en el mercado cualquier situación puede variar en apenas unas horas. A esa esperanza se aferra el Málaga.