Malaga CF

Con la caña preparada

Al-Thani y Arnau siguen un encuentro del Atlético Malagueño ante el Vilafranca.
Al-Thani y Arnau siguen un encuentro del Atlético Malagueño ante el Vilafranca. / Ñito Salas
  • El Málaga aguarda una opción interesante para reforzar el ataque en un mercado en ebullición los últimos días

  • La posibilidad del portero ucraniano Boyko parece encarrilada tras las gestiones de su agente con el Besiktas y solo falta rematar la operación

Solo quedan cuatro días del mercado veraniego y casi todos los clubes tratan de hacer los deberes. Entre los ‘grandes’ puede cerrarse una salida para facilitar una entrada o, de hecho, ya se ha producido un traspaso para cerrar un fichaje. Mientras, el Málaga se encuentra con la caña preparada. No le queda otra. El club aguarda así una opción interesante para reforzar el ataque en un mercado en ebullición los últimos días.

La situación está más que definida, como ha explicado SUR durante la última semana. El Málaga se lo jugó a una carta con varias inversiones: primero, con Ricca y Santos; luego, con la compra de los derechos de Camacho cedidos anteriormente a un fondo de inversión, y finalmente, con Keko. Desde ese momento se mantenía a la espera de que un traspaso le permitiera disponer de margen para completar su plantilla. Solo así era factible incorporar al portero que cubriera la vacante de Ochoa y a un delantero centro.

Pero ese traspaso no se ha producido y ha sido inviable encontrar a esas dos últimas piezas. En el caso del Málaga, guste o no, si no se produce inversión, la venta de un futbolista es la única fórmula para reforzar la plantilla. Por ese motivo todo ha estado parado durante semanas.

O caro o mediocre

El director deportivo, Francesc Arnau, es contundente cuando se refiere a la opción de fichar a un ariete rematador tipo Salva: «Lo que hay es o muy caro o muy mediocre». Esa ha sido la situación durante semanas, evidentemente condicionada por la muy escasa capacidad de maniobra del Málaga desde el punto de vista económico. Pero en lo que va de semana los movimientos en el mercado son intensos y en ese río revuelto el club espera pescar algo. La ‘vía Camacho’ siempre está abierta, aunque este periódico ya apuntó que el presidente, Abdullah Al-Thani, lo considera intransferible. El aragonés solo podría marcharse por la cláusula de rescisión.

En lo que respecta al portero, la posibilidad de incorporar al guardameta ucraniano Boyko parece encarrilada después de las gestiones que ha mantenido su agente con el Besiktas. A estas alturas la principal exigencia del club turco es incluir una cláusula que obligaría al Málaga a pagar una cantidad de no disputar el cancerbero un mínimo de partidos (se apunta que en concreto quince). Solo queda rematar la operación.

Temas