Diario Sur
Malaga CF

Camacho: «No se puede dudar de mí después de lo que he dado por este escudo»

vídeo

/ FRANCIS SILVA / PEDRO J. QUERO

  • Camacho dice que es «el más feliz del mundo» por seguir y recalca: «Si esto no ha salido, es porque yo siempre fui con el club de la mano»

Casi tuvo que levantarse de la cama, pero cumplió. Camacho no pudo comparecer por la mañana en la sala de prensa Juan Cortés de La Rosaleda debido a una gastroenteritis (el jueves ya se marchó del entrenamiento visiblemente enfermo), pero sí lo hizo por la tarde. A iniciativa suya y después de consultarlo con el jefe de prensa, Paco Ceballos. «No tenía que dar explicaciones de algo que no ha salido, pero yo quería porque soy una persona sincera». El centrocampista aragonés salió a la palestra para hablar de las gestiones fallidas para su traspaso al West Bromwich y recalcó en varias ocasiones que él y el Málaga siempre remaron en la misma dirección: «Si esto no ha salido, es porque yo siempre fui con el club de la mano».

Camacho quiso recordar así lo que en el vestuario se ha destacado por todos: su comportamiento ejemplar, fiel reflejo de su papel como uno de los capitanes y líderes de la plantilla. Su actitud durante los tres primeros días de la semana, mientras se mantenía la negociación, no varió: no dejó de entrenarse, trabajó con normalidad con sus compañeros, no puso trabas. Al contrario que otros casos sonados (el más reciente, apenas hace semanas, el valencianista Parejo). «Esto ha sido realmente más fácil. Llegaron unas condiciones económicas que eran bastante buenas. Me puse en contacto con el club, tuve una conversación y ellos creían que debía ser más (la oferta) y yo estaba de acuerdo. Siempre he dicho que si tenía que marcharme tenía que ser con buena sensación para el club. Me quité un poco del tema y fue el club el que se encargó. Pero yo he estado bastante de lado en todo esto», explicó.

Camacho hizo hincapié en que esta negociación ha servído para sentirse aún más valorado por el club: «El West Bromwich presentó una oferta buena para el club y para mí, y las conversaciones no llegaron a buen puerto porque el club se mostró dispuesto a luchar para sacar el máximo por mí». Igualmente apuntó que no solo le atraía la elevada propuesta económica del club inglés: «Tienen un proyecto de futuro en el que van a firmar jugadores y también se trataba de vivir la Premier League, otra experiencia. Eso lo valoré. Pero nunca dije: ‘Me voy’. Lo que sí quería es que se valorara la oferta».

Precisamente el presidente del club, Abdullah Al-Thani, expresó lo contrario en su cuenta de Twitter el lunes al apuntar que Camacho le había pedido marcharse. El jugador trató de quitar hierro a esta cuestión: «Al jeque lo pilla todo esto de modo inesperado, a tres días de la finalización del mercado. Me siento valorado por él. Lo que quería con sus ‘tuits’ es hacer ver que no iba a vender bajo ningún concepto, que yo iba a seguir aquí y que era una decisión de los dos. Yo estoy muy contento, estando aquí soy el más feliz del mundo. Me siento muy valorado por el club». Conviene recordar que Al-Thani dijo que el traspaso era una decisión que debía tomar el futbolista. «Mi relación con el jeque es perfecta. No creo que me haya hecho daño (con los ‘tuits’). Todo ha sido bastante normal, bastante hablado, bastante consensuado», aclaró. Por cierto que el máximo responsable del club apareció por la sala de prensa a las 19.20 horas, se asomó y se marchó. Probablemente pensó que la comparecencia del futbolista aún no había concluido.

Camacho cree que cuando se mencione su nombre en el próximo partido en casa «habrá de todo». «Yo a lo que me tengo que dedicar es a trabajar día a día. Creo que no se puede dudar de mí después de lo que he dado por este escudo. El que dude de mí es que no me conoce lo suficiente. ¿Que si me siento importante? Soy uno de los capitanes, he vivido grandes momentos... Me siento muy querido por el club y por la gente de aquí». También quiso zanjar cualquier debate sobre su papel en la negociación: «Son cosas en las que en mis seis años en el Málaga nunca me he metido».