Diario Sur
Malaga CF

El fútbol mundial descubre a Juanpi

Juanpi besa el escudo de Venzuela tras su antológico gol.
Juanpi besa el escudo de Venzuela tras su antológico gol. / Afp
  • El gol antológico con Venezuela ante Argentina dentro de la fase de clasificación para el Mundial dispara los elogios al ‘10’ malaguista

El fútbol es tan global que ya casi nada (ni casi nadie) se escapa al buen seguidor de este deporte. Ymenos aún a aquellos que teóricamente deben hacer seguimiento de los jugadores para luego tratar de mejorar las plantillas de los clubes para los que trabajan. Quizá sorprenda bastante que ayer el fútbol mundial descubriera a un jugador malaguista. Como si Juanpi no hubiera exhibido con creces su calidad durante la pasada temporada.

Fue de esos zurdazos inapelables marca de la casa , solo que esta vez se asemejó mucho en los movimientos previos y en la ejecución al ‘10’ ausente del equipo rival. Igual algún despistado vio el gol y pensó que esta vez Messi jugaba con una camiseta con el color del vino tinto. Pero no era el mejor jugador del mundo (sus Balones de Oro lo avalan). Se trataba de Juanpi, el futbolista reclutado para el Málaga por otro genio, el inolvidable Sandro, después de verlo en vídeo.

Recogió el balón en el vértice izquierdo del área de Argentina, tiró un ‘caño’, se coló entre dos rivales (más bien los atravesó) y se sacó un zurdazo al palo contrario. El balón entró por toda la escuadra. En cuestión de minutos Juanpi se convirtió en ‘trending topic’ en Twitter y amasaba elogios y reverencias desde todos los puntos del mundo. Yaunque es cierto que no llegaron a tal nivel –aunque se quedaron muy cerca–, es evidente que muchos de esos aficionados no han visto alguno de sus espectaculares goles con el Málaga. Por no hablar de sus jugadas.

Venezuela no pudo derrotar a Argentina y tuvo que conformarse con un empate a dos tras contar con una valiosa renta de 2-0, pero tanto el seleccionador, Rafael Dudamel, como los seguidores de la ‘vinotinto’ comprobaron que Juanpi quiere más galones. Como si estuviera en el Málaga. Por algo esta temporada lleva el ‘10’ y por algo el actual entrenador, Juande Ramos, lo ha situado ‘por dentro’, donde pueda intervenir en todas las acciones de ataque, sacar partido de su prodigiosa zurda y, por supuesto, ofrecer ese último pase a veces tan letal.

«Se mira, pero no se toca», pensarán en La Rosaleda ahora que la explosión de Juanpi no es solo a nivel nacional, sino mundial. El venezolano está blindado y bien blindado. La anterior cúpula del club (Vicente Casado y Mario Armando Husillos) trató de evitar riesgos cuando el venezolano se convirtió en fijo en el primer equipo con Javi Gracia (aunque jugara poco esa temporada) y hace casi dos años cerró un acuerdo que incluía una cláusula de rescisión de 20 millones de euros.

Ahora Juanpi vuelve a casa para liderar al Málaga en ataque. Lo más importante, como bien saben los cercanos al venezolano, no es ese gol a Argentina. Ese no va a ser el origen, sino que es la consecuencia. El ‘10’ se siente importante en el equipo, asume su rol y eso ha generado en él una enorme confianza. Es evidente que aún le falta tener continuidad –algo complicado en el futbolista virtuoso–, pero ahí está su gol ante Osasuna y su capacidad para ponerse al mando de las operación en una posición más retrasada para neutralizar el 2-0 del Espanyol.