Diario Sur
Malaga CF

Diez variantes en cuatro partidos para suplir la falta de un rematador en el Málaga

Juande se dirige al vestuario en Las Palmas visiblemente frustrado.
Juande se dirige al vestuario en Las Palmas visiblemente frustrado. / Agencia LOF
  • La ausencia de un delantero centro de área ha obligado a Juande a recurrir a varias combinaciones para al menos tener más opciones de gol

Primera reflexión: «Apostamos por tener más delanteros y nos hemos volcado, pero si no metemos goles no podemos ganar lospartidos». Segunda reflexión: «Quizá lo que nos falte sea aprovechar las ocasiones, ya que en varios partidos hemos dominado, pero si no conseguimos goles no conseguimos puntos». Tercera reflexión (al referirse a Jony): «Ha centrado mucho, pero no ha habido opción de rematar». Cuarta y última reflexión: «El equipo lo intenta y trabaja. Los jugadores no pueden dar más de sí, lo dejan todo en el campo. La falta de acierto es una cuestión de calidad y ya está». Desde luego, nadie puede poner en tela de juicio que Juande Ramos no tenga claro el diagnóstico en este comienzo de Liga, con solo dos puntos para el Málaga en cuatro partidos. A tenor de sus declaraciones en Las Palmas, la preocupación del manchego es más que evidente, porque la falta de un delantero centro rematador –contemplado inicialmente en la planificación– ya pesa como una losa. Sobre todo, porque el entrenador blanquiazul ya ha empleado una decena de variantes en los cuatro encuentros referidos para tratar de suplir esa carencia.

Las advertencias de Juande durante la pretemporada fueron muy claras, así que a pocos les puede pillar por sorpresa que ahora el Málaga tenga tantas dificultades para rentabilizar los servicios desde las bandas. Numéricamente el equipo ha perdido un efectivo en la zona de ataque respecto a la pasada temporada. Entonces estaban Cop, Santa Cruz, Charles y Tighadouni o Uche, sin contar el empeño de Javi Gracia en colocar a Amrabat fuera de su sitio (en punta hasta que en el partido clave, en Vallecas, tuvo que devolverlo a su ‘hábitat’, la banda, lo que contribuyó a la resurrección). Ahora solo están Charles (batallador, pero con un solo gol de cabeza en jugada la temporada pasada), Sandro (sin físico de ‘nueve’ y que nunca ha sido un goleador) y el uruguayo Santos (punta de poca estatura y poco peso que está lejos del ritmo de competición en España).

La cuarta opción, promovida desde el club, es el joven En-Nesyri, flamante internacional absoluto con Marruecos (así se ha evitado de un plumazo que pueda ser convencido por otro país). Su espectacular irrupción, su potencia y sus goles lo han elevado al primer plano, pero es un futbolista no precisamente dotado de momento para el remate de cabeza (aunque se trabaja para que coordine mejor sus movimientos) y que brilla con balones al espacio. Además, dada su escasa experiencia (apenas una docena de partidos de Segunda), todavía se atisban muestras de su bisoñez, como en los controles o en la forma de encarar a defensas de Primera (así se pudo apreciar en el estadio grancanario).

La falta de ese ‘nueve’ especialista en el remate de cabeza dentro del área ha provocado que Juande emplee numerosas variantes, que van desde cambios de sistema hasta movimientos de piezas (el mejor ejemplo es Sandro) para compensar tal carencia. Este es un repaso detallado a las diferentes combinaciones en solo cuatro partidos.

Málaga-Osasuna

Juande arrancó la Liga con Keko, Juanpi y Jony como trío de medios punta por detrás de Sandro y dejó en el banquillo a Charles. Tras el descanso sí introdujo al brasileño y pasó a jugar con dos puntas (él y Charles) para ubicar a Juanpi en la derecha por Keko con la intención de que el venezolano utilizara sus diagonales y ensayara el tiro a puerta (como así sucedió en la jugada del gol). En el minuto 71, a la vista de que el equipo perdía fuelle en la medular, Sandro pasó unos minutos (siete) a la banda con la ausencia de Jony y la inclusión de Kuzmanovic para fortalecer el centro del campo junto a Camacho y Recio. Y en la recta final volvió a meter a un extremo claro (Chory Castro) por Sandro.

Espanyol-Málaga

De salida Juande apostó por los mismos cuatro atacantes que en el estreno liguero y el equipo tuvo varias ocasiones, pero volvió a desaprovecharlas. A los 11 minutos de la segunda parte cambió la fisonomía del equipo con la entrada de Charles en la posición de Recio, con lo que Camacho quedó como único medio centro de contención con Juanpi ligeramente adelantado para llevar las riendas del juego. Aún hubo más, porque a quince minutos del final el entrenador malaguista trató de igualar la contienda a base de acumulación de piezas ofensivas. No solo metió a En-Nesyri por Keko, sino que además cambió el sistema para jugar con tres centrales (Koné, Llorente y Torres). Rosales pasó a ser otra pieza ofensiva más, como ‘carrilero’ (en el otro flanco esa función la desempeñó Jony), de modo que arriba estaban Sandro, En-Nesyri y Charles. Al final el empate llegó...

Málaga-Villarreal

En el segundo partido en casa Juande se inclinó por un 4-1-4-1 claro. Camacho fue el único medio centro y Recio adelantó su posición para jugar más arriba con Pablo. Mientras, en las bandas formaban Sandro y Jony para tratar de servirle el balón a Charles. Tras el descanso, ya con 0-2 en el marcador, el manchego recuperó el plan inicial, con el trío Keko-Juanpi-Jony en la media punta, aunque esta vez con Charles como delantero centro. Es más, en el minuto 69, con la sustitución de Recio por Chory Castro, metió otra pieza ofensiva (de nuevo optó por la acumulación de hombres) y situó al uruguayo ‘por dentro’ en la zona más habitual de Juanpi esta temporada. La medida estaba encaminada a tratar de aprovechar alguna segunda jugada. Como apuntó SUR en un informe detallado, el balance ofensivo no pudo ser más descorazonador: 49 centros, solo seis remates claros y, de ellos, únicamente dos con peligro.

Las Palmas-Málaga

En el estadio Gran Canaria la apuesta del entrenador manchego fue por un futbolista zurdo en la derecha con el fin de buscar movimientos hacia adentro para que en esas diagonales se produjera el factor sorpresa. El elegido fue Jony, que cedió su plaza en la izquierda a Chory Castro. Juanpi formó en punta con Charles mientras que el damnificado fue Sandro. De nuevo Juande no esperó mucho tras el arranque de la segunda parte y a los diez minutos hizo un doble cambio: Juanpi entró por Recio para coger las riendas del equipo, Sandro se situó en la derecha (de este modo jugó con dos extremos a pierna cambiada para buscar el tiro a puerta o los centros con rosca) y En-Nesyri pasó a ser el compañero de Charles.

Probablemente el hecho de que el partido tuviera idas y vueltas por la actitud nada reservona de Las Palmas impidió que el manchego volviera a apostar por tres centrales para acumular más hombres en ataque, aunque Sandro tampoco tiene el recorrido de Jony para hacer de ‘carrilero’. Ocho minutos después del doble cambio Keko, extremo ‘puro’, con más desborde y centro, entró por Jony en la derecha para buscar otro tipo de centros más en paralelo a la portería.