Diario Sur

Malaga CF

El Málaga, tras un cambio de rumbo

Sandro y Pablo, ayer durante un ejercicio en el entrenamiento del Málaga.
Sandro y Pablo, ayer durante un ejercicio en el entrenamiento del Málaga. / Álvaro Cabrera
  • El equipo de Juande Ramos recibe al Athletic en busca de una reacción que le permita estabilizarse en la zona media de la clasificación tras un arranque irregular que le mantiene al borde del descenso

  • Acumula nuevas bajas para recibir al equipo vizcaíno por diferentes problemas físicos que retocarán otra vez una alineación que sigue variando

El mal arranque del Málaga le ha llevado a colocarse al borde de las posiciones de descenso, una plaza que no le corresponde por potencial deportivo y económico. Los numerosos cambios introducidos, empezando por el propio Juande Ramos, ha provocado que el proyecto sea completamente nuevo, lo que obliga a un imprescindible rodaje. El equipo blanquiazul sólo ha ganado uno de los seis partidos disputados (contra el Eibar en casa) y la imagen ofrecida no está siendo la esperada. De ahí que la visita del Athletic, un rival siempre muy complicado, se presente como una nueva oportunidad para cambiar el rumbo malaguista de este comienzo liguero.

La ausencia del delantero solicitado por Juande desde su llegada y los problemas en defensa han acaparado la atención en el último mes. Además, los cambios en el equipo y en la fórmula de juego, muchas veces obligados por las ausencias y las características del rival, están retrasando un poco más el acoplamiento necesario de un bloque que todavía casi no existe. El conjunto blanquiazul sigue estando en formación, lo que le supone un cierta desventaja en relación a los rivales más directos. Y en las últimas semanas también están apareciendo los problemas físicos de algunos jugadores, que, pese a no ser graves en casi ninguno de los casos (excepto la intervención de menisco de Weligton), están mermando de una forma considerable las posibilidades del equipo.

Cara al partido de hoy, Juande acumula ya tres bajas (el mencionado Weligton, Keko y Kuzmanovic). Los tres podrían ser perfectamente titulares. De hecho, el medio centro serbio estaba ocupando una plaza en el once en los últimos encuentros en el lugar de Recio. De ahí que las dudas sean cada día mayores para el técnico a la hora de confeccionar la alineación. En principio, habrá pocos cambios, los obligados y poco más. Regresará precisamente Recio y la incógnita estará centrada en quién ocupará el extremo izquierdo (Chory Castro o Jony). Tampoco está claro si Charles será de la partida tras los problemas físicos de las últimas semanas, que se acentuaron tras el choque del Villamarín.

Pese a que regresa a la convocatoria Koné, es previsible que el entrenador mantenga la misma zaga que ante el Betis, con Torres como pareja de centrales con Llorente, con Rosales y Ricca por las bandas. También es previsible que Juanpi vuelva a jugar volcado a la derecha, aunque entre constantemente hacia el interior. El técnico, con toda probabilidad, mantendrá el bloque más habitual con los reseñados retoques en este caso, pero muy poco más, sin descartar que Juande puede darle la titularidad a En-Nesyri en cualquier momento.

La expectación es muy importante cara a este encuentro, ya que el Málaga necesita reaccionar para encontrar el camino que lo sitúe en el lugar que le corresponde. De ahí que se espere que La Rosaleda registre una gran entrada para seguir un partido complicado frente a un Athletic que llegó anoche con la ausencia de Kepa, el portero titular de los últimos encuentros, por lo que ocupará la meta rojiblanca el veterano Iraizoz.