Diario Sur
Malaga CF

Las cuatro 'víctimas' del ensamblaje en el Málaga

MichaelSantos, con Juande Ramos al fondo.
MichaelSantos, con Juande Ramos al fondo. / Salvador Salas
  • Pablo, Keko, Jony y Santos, los más perjudicados en el proceso de búsqueda de identidad del Málaga

  • Los dos fichajes más caros, el 'jugador franquicia' del Sporting del pasado curso y el canterano más prometedor, relegados por Juande Ramos

Se las prometían felices, pero cada vez tienen un papel más irrelevante. Hay un denominador común en la situación presente de Keko, Jony, Santos y Pablo. Son las cuatro víctimas más destacadas del proceso de ensamblaje de este Málaga. Pese a que unos tuvieron más protagonismo que otros en estas siete jornadas, lo que está claro es que se habían generado otras expectativas acerca del rol que podrían ejercer en el equipo.

El proyecto deportivo de Juande Ramos está todavía por definir. Se vuelve a confirmar que el procedimiento para conjuntar los equipos y que funcionen de una forma mecanizada es una ciencia difusa. Hay profesionales cuyas cualidades entran desde el primer minuto por los ojos de un determinado entrenador y al contrario. Además, no necesariamente cerrar muchos y buenos fichajes garantiza de inmediato un buen conjunto, porque jugadores que rindieron en otros equipos no aseguran el mismo nivel al cambiar de aires y porque en un once hacen falta muchos especialistas diferentes, no una suma de futbolistas del mismo corte.

El Málaga de Juande Ramos, que parece apostar en las últimas fechas por el 4-4-2, no le encuentra acomodo a jugadores como Pablo, Keko, Jony y Santos, que sigue sin debutar en partido oficial, la misma situación que vive Mikel, aunque en su caso se trata de un recién ascendido a la primera plantilla sin experiencia alguna de las tres primeras categorías del fútbol español. Con siete jornadas disputadas de la Liga, esta es la situación de los ‘olvidados’ de Juande.

Pablo

El castellonense solamente ha jugado 52 minutos (apenas medio partido) después de haber completado una buena pretemporada, en especial en el apartado realizador, con tres goles y siendo el cuarto volante con más minutos (409). Lógicamente, esto no le aseguraba nada cara al inicio de la competición, la hora de la verdad. Ni siquiera los 29 partidos disputados el pasado curso con Gracia, en la campaña de su debut en la élite (con 1.349 minutos, una diana y doce veces titular).

Con el técnico navarro Pablo jugaba mucho en una situación de falso extremo derecho, mientras que Juande lo prefiere por dentro. Sin embargo, antepone a jugadores como Recio y Kuzmanovic, más trabajadores y agresivos en los contactos, que al joven canterano, que tampoco encuentra acomodo de medio punta en el inicio de los partidos, demarcación ahora casi inexistente. Su papel parece ceñirse a jugar en los instantes finales. Fue titular ante el Villarreal, pero acomodado en un 4-1-4-1, de interior, en un dibujo puesto en práctica solo en ese partido, y sacrificado en el descanso y no convocado en la cuarta jornada ante Las Palmas. Posteriormente, sólo estuvo en los siete minutos finales ante el Eibar, con pobre bagaje en tan corto tiempo.

Pese a que Pablo aúna virtudes que podrían ir bien al equipo, como su llegada al área y su dinamismo, su inexperiencia pesa en contra. Parece claro que Gracia confiaba más en sus virtudes, mientras que su sucesor en el banquillo valora más en la balanza sus flaquezas.

Keko

Más allá de un pinchazo muscular sufrido en el descanso del partido ante el Betis, no cabe duda de que se esperaba más del fichaje más caro. De hecho, no ha sido fijo para Juande Ramos. El madrileño no ha disputado aún los noventa minutos de un choque. Fue sacrificado al descanso ante Osasuna, quizás por estar amonestado, pero ya había puesto un buen centro de gol a Sandro. Tampoco acabó el partido en Cornellá y dejó de ser titular ante el Villarreal (45 minutos) y Las Palmas (28). Hay se quedó parado su contador. No salió ante el Eibar ni en Sevilla, y en el descanso de ese partido acusó molestias.

Si bien es cierto que su excelente campaña anterior en el Eibar también tuvo ciertos altibajos, se esperaba más de él. Esos cinco millones de euros de inversión no han mediatizado el criterio de Juande a la hora de darle más minutos. Más allá de su falta de continuidad cuando estuvo en el campo, puede pesar un argumento que está condicionando el ensamblaje del equipo: ¿de qué sirve tener extremos en el campo que coloquen centros en el área si no hay buenos cabeceadores?

Jony

Los argumentos utilizados con Keko también valen para él. Ante el Villarreal se sirvieron 49 envíos al área y apenas fueron rematados seis, dos con peligro real. Este balance hizo desistir a Juande Ramos de jugar con dos extremos puros, lo que parecía una apuesta indiscutible en verano ante las posibilidades que ofrecían Keko, Jony y Chory Castro en los costados.

El asturiano empezó siendo fijo, y ha acabado sin ir convocado en el último partido, sin que medie lesión. ¿Qué ha pasado para que el ‘jugador franquicia’ del Sporting el pasado curso haya perdido relevancia en el esquema malaguista? «El año pasado le faltaba competencia. Ahora tiene que apretar, pero va a triunfar seguro», ha argumentado su anterior entrenador, Abelardo, en una entrevista reciente.

Titular las cuatro primeras jornadas, sorprendió que Jony saliera en Las Palmas en la banda derecha, máxime cuando parece un zurdo cerrado y no se le probó ahí ni en el Sporting ni en esta pretemporada. Fue la fórmula para dar encaje en el equipo a un Chory Castro que ha ido a más. Aunque no jugó ante el Eibar, en el primer triunfo, volvió a ser titular ante el Betis, ya muy lejos del nivel mostrado en los primeros partidos, en los que fue el mejor del equipo junto a Juanpi.

Santos

Si alguna de las últimas inversiones del Málaga entrañaba riesgo era la de Santos, el único de los fichajes llegados en verano procedente de otro continente. Del mismo modo que Ricca necesitó menos tiempo parar entrar en los planes del equipo, a su compatriota le está pesando más la situación. No ha jugado aún y ha sido convocado sólo en tres de los siete partidos, ante el Villarreal y en las dos últimas jornadas.

El domingo, las circunstancias del partido ante el Athletic, con marcador en contra y un jugador más que el rival, hacían más factible su debut, aunque hubiese sido el tercer cambio. Tampoco recibió la alternativa. Juande Ramos estimó más oportuno apostar por Duda en lugar de un punta (Charles) para tener más control del juego en el centro del campo y buscar el último pase.

Santos no estuvo al nivel de los otros puntas en la pretemporada, pero no desentonó. Marcó dos goles, frente a los cuatro de Charles y Sandro y los seis de En-Nesyri, que lo ha adelantado por la izquierda en este inicio de campaña. El ‘charrúa’ ha sido usado en la banda derecha o de punta, pero no es un ‘nueve’ puro. Destaca más por su velocidad y su explosividad con espacios.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate