Diario Sur
Malaga CF

El Málaga continúa fuera del 'top 10'

El once del Málaga posa con varios niños antes del comienzo del encuentro contra el Athletic.
El once del Málaga posa con varios niños antes del comienzo del encuentro contra el Athletic. / Ñito Salas
  • Pese al gran aumento de ingresos, es el undécimo de LaLiga en presupuesto para la plantilla

El tope salarial se ha convertido en la partida más importante para cualquier equipo de Primera. Esta cifra es la que demuestra cuál es la capacidad económica y financiera de un club. Aclara la solvencia de cada uno en base a numerosos criterios y variantes. Y esta cantidad, ya muy familiar para los aficionados, la determina la LaLiga dependiendo de la situación de cada equipo. Para el Málaga, de esta forma, todo sigue igual. La entidad de Martiricos ingresará mucho más dinero que antes y tendrá este tope mucho más alto, pero continúa fuera del ‘top 10’ de la máxima categoría, es decir, se mantiene en el segundo grupo.

Es undécimo. Tiene relativamente cerca al décimo, el Betis, y tampoco está muy alejado el noveno, el Espanyol, mientras que los siete primeros sí se han distanciado de una forma considerable. El aumento de los ingresos ha sido generalizado, sobre todo para los equipos de la zona media-baja, lo que deja casi todo como estaba en lo relativo a las posiciones en el tope salarial. Es distinto, sin embargo, si se analizan los derechos de televisión, donde el Málaga ha sido uno de los principales beneficiados.

El Málaga dispone de 43,1 millones para su plantilla, lo que supone un aumento espectacular en relación a las dos anteriores campañas, en las que esta cifra estaba por debajo de los 30. Esta disponibilidad económica oscila en la liga española entre los 419,3 millones del Madrid y los 15,6 millones de Osasuna. Los compromisos económicos de los clubes marcan estas cantidades, como se puede observar precisamente con el conjunto navarro, que también aumenta los ingresos por el televisión, pero debe atender ciertos pagos importantes con Hacienda, lo que le merma sus opciones para invertir en la plantilla.

El objetivo del tope salarial se centra en que los equipos no se endeuden. Hay muchos factores que influyen de una forma importante, pero en el caso del Málaga sus condicionantes están muy claros: la deuda influye de una forma directa, mientras que tampoco le ha beneficiado desde esta perspectiva no haber realizado ninguna venta. A los equipos que han hecho alguna operación de salida les han mejorado sus cuentas.

El Málaga, pese a todo, no ha cubierto este tope salarial. Dispone de un margen importante que podrá utilizar en el mercado invernal si necesita reforzar aún más su plantilla. Ha pasado de 28,7 a 43,1 millones, lo que supone un salto muy destacado. En estos 14 millones se incluye la partida que todavía no se ha utilizado, la parte proporcional de las compras (por encima de 10 millones por Santos, Keko y Ricca), lo que corresponda esta campaña de la adquisición del 50 por ciento de los derechos de Camacho y los incrementos en las fichas que se han producido en algunas renovaciones ampliaciones de contratos. En cualquier caso, el club ha mantenido su estructura salarial.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate