Diario Sur
Malaga CF

Pablo: sí pero todavía no

Pablo trata de evitar un pase de Sandro con la mano durante un entrenamiento.
Pablo trata de evitar un pase de Sandro con la mano durante un entrenamiento. / Álvaro Cabrera
  • Gracia y Juande valoran sus virtudes, pero no han terminado de verlo como titular en el centro del campo

  • El castellonense puede ser el beneficiado por las bajas, pero el técnico coincide con su antecesor en que aún le falta más fortaleza para jugar en el corazón del equipo

Ni Kuzmanovic ni Recio. Juande Ramos no podrá contar mañana con los principales acompañantes de Camacho en la medular, así que la puerta de la titularidad parece estar abierta para el último internacional absoluto en la historia del Málaga, Pablo. Pero de momento el entrenador manchego, igual que sucedió con su antecesor y gran valedor del castellonense, Javi Gracia, no termina de verlo en el once inicial en el centro del campo pese a que ambos valoran sus virtudes.

Pablo fue el ‘descubrimiento’ de Gracia la pasada temporada. El navarro andaba como loco por darle una oportunidad y no tardó mucho en hacerlo. Después de la derrota en Getafe ya le pedía el cuerpo meterlo en la dinámica del equipo, tenerlo como uno más en el plantel, incluirlo en las convocatorias, darle minutos e incluso, si se terciaba, la titularidad. Desde el mismo día en que el castellonense pasó a ejercitarse con la primera plantilla, el entrenador del filial, Manel Ruano, ya se mentalizó de que no iba a contar más con él. De hecho, en el seno del club comenzó la búsqueda de un recambio y en diciembre llegó Cassano, procedente del Villarreal C.

Debut en la banda

Gracia no tardó en hacerlo debutar, en la sexta jornada, aunque la semana anterior ya figuró en la preconvocatoria de 19 jugadores y fue el descartado. El estreno de Pablo fue a lo grande, en el Bernabéu, y en la posición más frecuente para él durante su primera campaña con el primer equipo, escorado a la banda. El castellonense mostró personalidad y no le temblaron las piernas hasta que en el minuto 80 fue sustituido por Horta. Una semana más tarde el navarro recurrió a él en la recta final del encuentro en casa ante la Real Sociedad para controlar el balón. El marcador era favorable (2-1), pero la expulsión de Tissone puso en riesgo el triunfo. La actuación del joven futbolista fue excelente, con una sobresaliente lectura del juego y un enorme desparpajo.

Sin embargo, en su primera actuación como titular en el centro del campo Pablo no cumplió las expectativas. La pareja Camacho-Pablo no funcionó en Mestalla e, igual que sucedería en otros encuentros durante la segunda vuelta, el castellonense no terminó de ‘romper’ en el once titular en la medular. Muy pronto Gracia entendió que probablemente a su gran apuesta le faltaba un poco más de experiencia y de fortaleza para llevar el peso del juego. Por esa razón, apostó más por él en la banda cuando se decidió a incluirlo de salida mientras que sí lo situó en su zona ‘natural’ cuando se trataba de utilizarlo durante la segunda parte.

Igual que Juanpi

A Juande, de momento, le sucede igual que a Gracia. Tanto Juanpi como Pablo pueden ser opciones para el centro del campo, pero estima que les falta más físico para tener cierta continuidad en el rendimiento en una zona clave, que exige gran despliegue y también más contundencia. En el caso del venezolano el manchego se decidió a situarlo ahí (no sucedíó así con el navarro durante la campaña anterior), aunque en momentos en que se requería reestructurar el equipo y tener más juego. Y siempre con el marcador cuesta arriba; es decir, con el contrario más replegado y no tan firme en la presión.

En lo que respecta al castellonense le buscó hueco en casa frente al Villarreal con un sistema, el 4-1-4-1, en el que estaba más liberado de las funciones de la medular para tratar de aprovechar su llegada, su último pase o sus aperturas a la banda. Sin embargo, el rendimiento del futbolista decayó desde que chocó un par de veces con los ‘pivotes’ visitantes, Bruno y Trigueros. La falta de físico jugó en su contra y fue sustituido en el descanso.

Ahora, con las bajas de Recio y Kuzmanovic, puede ser el momento de Pablo. Está por ver si Juande mantiene el sistema habitual o si estructura el equipo con dos interiores, como sucedió ante el Villarreal, también para tener más juego. Es cierto que en los dos últimos partidos Duda ha estado por delante de él, pero las circunstancias de partido beneficiaron al luso, que, pese a las lógicas limitaciones físicas de su edad, tuvo más libertad de movimientos para mover la pelota a su antojo. Ahora, en Vitoria, surge otra vez el interrogante, aunque parece que el actual entrenador piensa como el anterior: Pablo, sí pero todavía no.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate