Diario Sur
Malaga CF

El mejor momento del Málaga, en la peor situación

Sandro y Pablo observan la celebración de Camacho tras conseguir el cuarto gol el domingo.
Sandro y Pablo observan la celebración de Camacho tras conseguir el cuarto gol el domingo. / Ñito Salas
  • El equipo de Juande alcanza la décima plaza y se acerca a la zona alta de la tabla tras un mal arranque y con siete bajas

  • El conjunto blanquiazul comienza a asentarse con los jugadores menos habituales, que en algunos casos piden paso a la titularidad

Las palabras de Juande Ramos en la entrevista publicada el sábado por este periódico eran claras sobre la situación del Málaga: «El equipo tiene mucho margen de mejora; si estando mal vamos el 12º o el 13º...». Esta frase del entrenador evidenciaba la mala situación en un irregular arranque del conjunto blanquiazul, que no encontraba su nivel por distintas circunstancias. Y después llegó la goleada al Leganés y la reconciliación con su público, aunque sin grandes alardes hasta que llegó el penalti a Pablo. Al final, el equipo blanquiazul completó el mejor partido de la temporada, sobre todo por su eficacia cara a la meta contraria. La falta de pegada de partidos anteriores y de la primera media hora de este último pasó a la historia y el resultado pudo ser aún mayor. Estos tres puntos, además, colocan a los malaguistas en la mejor posición de la temporada (igualada con la primera y segunda jornadas de esta competición), en la décima plaza, y todo ello ha llegado cuando la situación era más delicada.

El equipo de Juande Ramos afrontó el partido con nada menos que siete bajas, todas ellas importantes, de jugadores titulares, lo que aumentaba las dudas sobre cuál podría ser el marcador frente a un contrincante fuerte, que hace muy buenos partidos lejos de su estadio. El técnico recompuso el once con una alineación plagada de jugadores menos habituales. Pero estos futbolistas ‘reservas’, poco a poco, están ganando la confianza de Juande a medida que avanzan las jornadas. De ahí que alguno o varios, con toda probabilidad, aprovecharán esta afluencia masiva de jugadores a la enfermería para ganarse un puesto en el equipo titular cara al futuro.

El buen momento y el excelente resultado llega ante un rival considerado modesto, recién ascendido, pero supone un bálsamo perfecto para un equipo que necesita ganar tiempo para ensamblar mejor sus piezas. Pero el futuro más inmediato, además, no se prevé que sea mucho más halagüeño desde la perspectiva de las bajas. Están a la espera de que se recupere alguno de los seis lesionados, aunque el domingo volvió a sumarse Kuzmanovic, que recayó tras causar una gran impresión durante el encuentro.

Satisfacción

La victoria, la goleada, también incluyó la satisfacción por el debut de Michael Santos, que fue uno de los fichajes estrella para esta campaña. Apenas intervino en tres jugadas, pero los más de diez minutos jugados suponen también que todos los componentes de la plantilla, salvo el meta Boyko, ya han tenido la oportunidad de jugar esta campaña con el conjunto malaguista. De hecho, los canteranos y el propio meta fueron los únicos futbolistas convocados que no participaron en el choque ante el Leganés.

El pasado triunfo, asimismo, sitúa al Málaga en su posición natural, en una plaza y con una puntuación intermedia entre la zona peligrosa, la de descenso, y la cabeza de la tabla, entre los seis primeros. Aunque el séptimo también puede participar en Europa, y está ahora a un punto. La situación se puede considerar tranquila, pero no le permitirá descuidarse, ya que el próximo sábado deberá afrontar un desplazamiento de los más complicados de la temporada, al Vicente Calderón, y el Atlético viene de perder ante el Sevilla.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate