Diario Sur
Malaga CF

El inminente relevo de Charles, una operación complicada

Charles, en su último encuentro con el Málaga, en casa ante el Athletic.
Charles, en su último encuentro con el Málaga, en casa ante el Athletic. / Ñito Salas
  • El perfil de delantero que se busca está muy definido, pero las opciones en el mercado son escasas  y además tampoco es fácil sortear el obstáculo económico

  • El Málaga ya ha sondeado a varios agentes en los cuatro últimos días para tratar de incorporar a un ariete, pero la dificultad reside en sacar a este de su club a un precio bajo

El Málaga busca desde el jueves a un delantero centro para suplir la casi segura baja de Charles para lo que queda de temporada. En las oficinas de La Rosaleda se da por hecho que la segunda intervención quirúrgica a la que será sometido el brasileño confirmará que su lesión es de larga duración, lo que, como adelantó ayer SUR, acarrearía la baja federativa del futbolista. De este modo, se abriría la puerta a otro mercado (a jugadores que compitan en España), pero el inminente relevo del ‘nueve’ es una operación complicada.

Como explicaba ayer este periódico, la decisión de sustituir a Charles se adoptó el jueves; es decir, justo el día en el que fue sometido a una primera artroscopia como consecuencia del edema óseo que arrastra en la rodilla izquierda y en la que se le extrajo cuerpo libre intraarticular. Con esta intervención en las instalaciones del CHIP se buscaba una valoración de la lesión condral. Y el diagnóstico no pudo ser más claro: en breve tendrá que producirse una cirugía reparadora de la lesión y, en principio, al brasileño le espera un proceso de recuperación de aproximadamente seis meses.

Obviamente el Málaga deberá esperar varios días antes de tener la certeza de que puede darle la baja federativa a Charles. Conviene aclarar que el club está obligado a remitir a LaLiga todos los informes médicos para contar con la correspondiente autorización y poder inscribir así a otro futbolista. Yahí surge un dilema: ¿merece la pena pisar el acelerador y fichar ya a un delantero cuando en poco más de un mes se para el campeonato? En esta ocasión el último partido del año en Primera está fijado para el 18 de diciembre y está por ver si se adelantará una semana el compromiso de Copa, fijado para el 20 o 21.

Otros mercados, cerrados

El Málaga deberá sopesar muchas cuestiones, aunque es cierto que ya ha empezado a moverse en el mercado. Como es conocido, un club siempre tiene la posibilidad de incorporar a un futbolista en paro, evidentemente si cuenta con una ficha libre. Con la baja federativa de Charles, a la entidad de Martiricos solo se le abriría otra puerta: el mercado nacional (entiéndase como tal aquellos jugadores que compitan en España en cualquiera de las categorías). El resto permanecerían cerrados hasta la próxima ‘ventana’ (como se dice ahora); esto es, hasta el mercado invernal.

Desde luego, el perfil del delantero que se busca está muy definido. Así lo confesó el entrenador, Juande Ramos, en la entrevista con SUR publicada hace nueve días. El manchego se refería a los intentos fallidos en el mercado veraniego debido al tope salarial y apuntaba: «Tenemos delanteros, pero de otras características, y nos falta ese perfil por la estructura del equipo. Tenemos buenos jugadores de banda que son extremos ‘puros’, centradores, y, como nos ha pasado en algunos partidos, nos ha faltado finalización. Necesitamos un hombre de envergadura, que domine el juego aéreo, que juegue bien de espaldas…»

Tener las ideas claras, saber exactamente lo que se busca, es una ventaja, aunque paralelamente surgen dos inconvenientes. Uno es sobradamente conocido, el económico. El Málaga está muy al límite en el tope salarial, de modo que el margen de maniobra es escaso. Como apuntaba ayer este periódico, no va a ser fácil sortear ese obstáculo, aunque siempre existe la opción de que el camino se vea allanado porque el club de origen y el jugador en cuestión permitan pactar el pago de las cantidades más adelante, incluso dentro de la próxima temporada.

Hilar muy fino

Claro que vinculado a esta cuestión económica se encuentra el riesgo que el club afrontaría en esta ‘operación exprés’. Porque evidentemente el futbolista que aceptara venir al Málaga en esas condiciones lo haría no solo por seis meses, sino que exigiría –más bien su agente– un contrato de cierta duración. Yahí el club de La Rosaleda debe hilar muy fino porque debe tratarse de un jugador suficientemente contrastado para firmarlo por varias temporadas. Eso sí, también es factible una cesión, aunque probablemente, salvo algún caso en particular (quizá el joven talento del Madrid Mariano, aunque no se ajuste del todo al perfil y tiene una ficha muy alta), el equipo de origen no estuviera muy por la labor de un préstamo.

Ya el mismo jueves el Málaga comenzó a analizar posibles opciones y, de hecho, en los cuatro últimos días se ha sondeado a varios representantes. La dificultad reside tanto en que los jugadores puedan salir de sus equipos en estos momentos como en que puedan hacerlo a un precio bajo para que cuadre desde el punto de vista económico. Las alternativas en Segunda se antojan complicadas, porque sus clubes exigirían un traspaso, mientras que en Primera queda la duda sobre si sus equipos dejarían ahora salir al futbolista (como Guidetti en el Celta).

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate