Malaga CF

El Málaga quiere fichar ya a un punta por la casi segura baja federativa de Charles

    Chory Castro celebra con Sandro, ‘nueve’ del Málaga tras la lesión de Charles, el gol del canario ayer en el Calderón.
    Chory Castro celebra con Sandro, ‘nueve’ del Málaga tras la lesión de Charles, el gol del canario ayer en el Calderón. / Agencia Lof
    • La decisión se adoptó el jueves porque el brasileño estará lesionado hasta que acabe la temporada y se buscan fórmulas para sortear el obstáculo del tope salarial

    El Málaga busca delantero. Pero no para el mercado de invierno, sino para incorporarlo de forma inminente. La ausencia por un largo periodo de Charles, que, salvo sorpresa, será dado de baja federativamente, abre la puerta a la incorporación del ‘nueve’ que no fue factible traer durante los meses de julio y agosto. La decisión se adoptó varios días atrás –concretamente, el jueves, el mismo día de la primera operación a Charles– y ahora el reto es doble: de un lado, encontrar a un futbolista interesante en España; por otro, hallar la fórmula para sortear el obstáculo del tope salarial.

    La lesión de rodilla de Charles no es nueva. Desde el final de la pretemporada el brasileño tenía molestias que le impedían rendir al nivel adecuado. Esa era otra de las razones por las que el entrenador, Juande Ramos, estaba visiblemente preocupado durante las dos últimas semanas de agosto. De no llegar un delantero centro, el cupo de efectivos para el ataque se reducía a Santos, en proceso de adaptación al ritmo con el que se compite en España; Sandro, que venía de jugar muy poco (casi nada) los últimos meses en el Barcelona, y Charles, renqueante y en evidente riesgo de lesión más grave. Pero el brasileño hizo de tripas corazón y jugó infiltrado hasta que en la segunda parte frente al Athletic el técnico entendió que ya no daba más de sí y lo sustituyó por Duda pese a que el equipo perdía en ese momento.

    Termina contrato

    Desde ese mismo instante ha sido una incógnita el futuro de Charles, aunque algo sí estaba muy definido: el delantero centro no iba a ver renovado su contrato, que termina el 30 de junio. La situación física ha provocado que el brasileño dé el paso de operarse de la rodilla izquierda, donde tenía un edema óseo. El jueves fue objeto de una primera intervención en las instalaciones del CHIP, una valoración de la lesión condral producida y que obligó a la extracción de cuerpo libre intraarticular. Pero el propio club admitió que la dolencia obliga también a una cirugía reparadora de dicha lesión.

    El diagnóstico de los servicios médicos del club –a través de su máximo responsable, Juan Carlos Pérez Frías, y del traumatólogo incorporado esta temporada, Vicente de la Varga– no pudo ser más claro: Charles será baja por lesión durante el periodo que permite su sustitución inmediata por otro futbolista. En principio no tendría margen para reaparecer, ya que desde que se produzca la segunda intervención en la rodilla apenas quedarán seis meses y medio para que concluya la Liga.

    Fichas libres

    Desde ese mismo momento se acordó que se procederá a la baja federativa de Charles, lo que abre la puerta al fichaje inminente de un delantero. Conviene recordar que la reglamentación ya permitía la incorporación de futbolistas en paro siempre que el Málaga tuviera fichas libres, como así sucede. Desde este momento las opciones se amplían, porque a la entidad de Martiricos le queda la posibilidad de traer a un delantero que actualmente compita en España, en cualquiera de las categorías.

    Durante la recta final del mercado veraniego se manejaron varios nombres (como el madridista Mariano o el españolista y exblanquiazul Caicedo), aunque en los tres últimos días la principal opción era el sueco del Celta Guidetti. El Málaga apenas tiene margen de maniobra debido al tope salarial, aunque existen fórmulas para sortear este obstáculo. Todo dependería de tener facilidades en el acuerdo con el club de origen y también con el futbolista y su agente. Por ejemplo, pactar el pago de algunas cantidades a partir del 30 de junio, ya vinculadas al próximo ejercicio. En La Rosaleda lo tienen muy claro: si es posible, no esperarán al mercado invernal.

    Temas

    Recibe nuestras newsletters en tu email

    Apúntate