Diario Sur

Malaga CF

El Málaga ya maneja una lista definitiva de centrales y delanteros para enero

Weligton, en un entrenamiento esta temporada.
Weligton, en un entrenamiento esta temporada. / Ñito Salas
  • La dirección deportiva confeccionó una relación de candidatos hace varias semanas y ha procedido a una criba para seleccionar a los mejores

El Málaga ya maneja una lista definitiva de centrales y delanteros centro para tratar de reforzar su plantilla en enero. Conviene hacer hincapié en esta última construcción verbal porque de momento no se puede dar por hecho que el club vaya a acometer las operaciones, bien una de ellas o ambas. La situación del mercado, las exigencias de los futbolistas y de sus clubes de origen y el tope salarial impuesto por LaLiga serán determinantes en el próximo mes y medio. Porque, eso sí, el reto de la dirección deportiva no es fácil: intentar que la incorporación (o incorporaciones) esté ya a comienzos de año para que pueda competir desde que se reanude el campeonato tras las vacaciones navideñas.

No es un secreto que el Málaga tiene claros sus objetivos. Uno es un delantero centro de envergadura, rematador de área y que también sepa jugar de espaldas; es decir, el futbolista que el club no pudo incorporar durante el verano (por tener casi cubierto el llamado ‘salario Liga’) y tampoco los últimos días del plazo (debido a que no se cerró el traspaso de Camacho al West Bromwich). En principio la prioridad es el ‘nueve’ para tratar de completar el cupo de delanteros y, especialmente, ante la incertidumbre que supone el estado físico de Charles. Cabe recordar que inicialmente los médicos del club apuntaron la necesidad de que el brasileño pasara por el quirófano, aunque con posterioridad se ha optado por que siga un tratamiento conservador.

No es la prioridad

El otro objetivo es un central, aunque siempre que quede margen de maniobra tras la incorporación del delantero; esto es, no es la prioridad en la planificación. Precisamente a raíz de la decisión inicial de que Charles fuera operado –lo que conllevaba una baja prolongada que, como consecuencia, abriría la puerta a un refuerzo inminente– ya se dejó entrever la posibilidad de que el Málaga optara por apuntalar el eje de la cobertura. En ese momento las bajas de Weligton, Llorente y Torres habían reducido al mínimo el número de efectivos y solo estaban disponibles Koné y Mikel. No obstante, existe un detalle clave en lo relativo a este capítulo: el central que se busca debe tener unas características específicas. Por decirlo de forma clara, no se busca un central, sino el central. Porque el elegido debe tener veteranía y jerarquía. No es fácil la tarea, pero se pretende que sea un futbolista con liderazgo y galones.

La razón es sencilla: preocupa el estado físico de Weligton. Hasta el momento se considera que jugadores como Koné o Llorente han estado muy por debajo de su nivel debido a que han asumido un rol que no les correspondía. El primero, porque ha llegado de otro país, con problemas de idioma y sin haber sido la referencia de la defensa en su anterior club, el Olympique de Lyon; el segundo, porque es demasiado joven y únicamente tiene un año de experiencia en la élite. De salida ambos venían para ser el complemento del veterano capitán.

Precisamente lo que el Málaga no busca es un jugador complementario, como sucedía anteriormente con los Sergio Sánchez, Angeleri o Albentosa. Encontrar a ese ‘jefe’ de la defensa va a exigir un esfuerzo tremendo, porque además sería crucial que el club asegurara la presencia de ese futbolista también con vistas al futuro. Los problemas físicos comienzan a pasarle factura a Weligton, al que a sus 37 años (cumplidos recientemente) le está costando más de lo habitual recuperarse de la última lesión de rodilla.

Como explicaba este periódico el sábado, el brasileño suele tardar muy poco en coger el ritmo para competir, aunque a día de hoy es una incógnita saber si podrá empezar a correr con la garantía de que está plenamente recuperado. Y a partir de ahí habrá que esperar para ver si tiene la continuidad deseada sin que aparezcan nuevas molestias.

Trabajo muy avanzado

Los miembros de la dirección deportiva comenzaron a elaborar una lista de candidatos para esas dos demarcaciones hace varias semanas, si bien en el caso del delantero centro ya había trabajo muy avanzado del pasado verano y únicamente ha habido que añadir a otros futbolistas que o bien han despuntado en estos primeros meses de la temporada o bien han brillado cuando se les ha visto en directo.

Eso sí, el llamado ‘trabajo de campo’ ha concluido y ya se ha realizado la primera criba importante que ha permitido reducir considerablemente la lista de opciones. Ahora comenzarán verdaderamente las gestiones para conocer qué candidatos pueden estar a tiro. Aunque, como siempre, con el claro condicionante del escaso margen de maniobra por el tope salarial.