Malaga CF

Un duelo sin preparación

Llorente se lanza al corte ante Neymar en su primer y único partido hasta ahora en el Camp Nou, la pasada campaña.
Llorente se lanza al corte ante Neymar en su primer y único partido hasta ahora en el Camp Nou, la pasada campaña. / Albert Gea. Reuters
  • El Málaga y el Barcelona tendrán apenas una sesión de entrenamiento con los titulares del sábado

  • Llorente se perfila como medio centro, a falta de opciones como ‘pivote’, y los azulgrana llegan con su defensa ‘en cuadro’, casi sin centrales

La paradoja del Barcelona-Málaga del sábado es que habiendo quince días de intervalo entre este encuentro y el anterior de los blanquiazules, el triunfo ante el Sporting del viernes 4 (3-2), apenas va a haber tiempo para prepararlo. Al menos, en lo que se refiere a disponer en un mismo entrenamiento a todos los protagonistas del once titular, al trabajo más táctico. El problema no es exclusivo para Juande Ramos. Lo sufre también Luis Enrique. El alto número de internacionales en ambas plantillas, en especial en el cuadro azulgrana, se une a la larga lista de lesionados.

En el Málaga las ausencias generan un vacío importante en la demarcación de medio centro defensivo. Sin Camacho (sancionado), no se espera un ‘milagro’ con Recio o Kuzmanovic, que acumulan un largo periodo de inactividad. El malagueño está de baja desde la segunda semana de octubre y recayó de su lesión en la zona intermedia del adductor izquierdo, y Kuzmanovic se resintió en los últimos días del mes pasado de su tendinopatía aquílea. Ambos acumulan tiempo suficiente de baja como para necesitar más días de trabajo para ponerse en forma.

Por ello parece casi inevitable que Llorente pueda jugar de medio centro el sábado en el Camp Nou. El madrileño también sale de una lesión. No juega desde la octava jornada, pero ya la semana pasada se reintegró con normalidad en los entrenamientos con su tobillo recuperado. Para el espigado jugador formado en la cantera del Real Madrid no es nuevo jugar como ‘pivote’.

En Primera ya ha formado en ese puesto como titular en nueve partidos, todos en la campaña anterior, en su cesión en el Rayo Vallecano.Además, en alguna otra ocasión, fue reubicado ahí con el partido en marcha, en esos incontables cambios tácticos de Paco Jémez, que no pudo evitar el descenso del cuadro madrileño. Se da la circunstancia de que los resultados del Rayo no fueron nada malos con Llorente como ‘pivote’, con cuatro triunfos, tres empates y sólo dos derrotas, ambas en los dos compromisos más difíciles, los jugados ante el Atlético.

A priori la opción de Llorente como ‘stopper’ en el centro del campo no parece mala, pero es que a Juande Ramos no le van a quedar muchas más. Pablo parece fijo, sin ser un futbolista acostumbrado a ser el que juega más retrasado en la línea medular, y menos acostumbrados aún a esa labor están Juanpi y Duda. El venezolano, que no viajó con su selección por una fuerte contusión producida en el choque ante el Sporting y que no se entrenó la semana pasada, debería llegar a tiempo a la cita. Al técnico malaguista le queda la alternativa de jugar con un 4-2-3-1, como en las últimas semanas, o probar con el 4-1-4-1 con el que salió en el partido de casa ante el Villarreal –con Llorente, y Pablo y Juanpi más adelantados– o el 5-4-1 que puso en liza en el Calderón.

El viernes, con todos a tope

Será el jueves por la tarde cuando se junte todo el grupo, con la vuelta de los sudamericanos (Rosales, Mikel y Ricca), pero estos harán sesión de recuperación debido al largo viaje. Solo el viernes estarán todos a tope. Durante estos días el trabajo se ha centrado casi todo en la parcela física, con apenas una decena de jugadores de campo disponibles.

En la misma tesitura está el Barcelona, que empezó ayer también su semana de entrenamientos. Su ‘agujero’ se encuentra en el centro de la zaga. Sin Umiti (rotura fibrilar la semana pasada), Piqué ni Mathieu, el único central sano es Mascherano, aunque será de los últimos en regresar y, por tanto, siendo uno de los más fatigados. No obstante, Piqué aún no está descartado.El catalán sufrió un esguince ante el Manchester City y la carencia de defensas centrales lo convierte en necesario. Además, tampoco estarán Jordi Alba, Iniesta ni el sancionado Luis Suárez.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate