Diario Sur
Malaga CF

El milagro de las bajas y los puntos

Koné y Keko, durante la carrera continua ayer en el estadio Ciudad de Málaga.
Koné y Keko, durante la carrera continua ayer en el estadio Ciudad de Málaga. / Salvador Salas
  • El Málaga se asienta en la zona media de la tabla pese a que en tres de los cinco últimos partidos tuvo siete ausencias obligadas, y en los otros dos, seis

  • La implicación de los futbolistas y la serenidad que transmite el técnico han permitido sobreponerse a una situación sin precedentes

El Málaga tiene su particular milagro de los panes y los peces: puntos valiosos para afianzarse en la zona media pese a la interminable lista de bajas. Jornada tras jornada, y ya van cinco, Juande Ramos y su equipo deben afrontar los encuentros con al menos media docena de ausencias obligadas (casi todas por lesión). Sin embargo, han sabido sobreponerse a una situación sin precedentes en La Rosaleda por la larga duración.

De los cinco últimos partidos, el Málaga ha afrontado tres de ellos con hasta siete bajas; es decir, en torno a un tercio de los jugadores de campo con ficha del primer equipo. El primer caso fue frente al Leganés, cuando Juanpi, sancionado por su expulsión en Vitoria, se sumó a la media docena de lesionados (Torres, Llorente, Weligton, Recio, Keko y Charles). Ya en el partido anterior, en el campo del Alavés, las ausencias obligadas por problemas físicos eran cinco, a las que hubo que sumar el caso del sancionado Koné.

En las dos salidas más complicadas hasta el momento, al Calderón y al Camp Nou, el Málaga acudió con hasta siete bajas, e incluso no es un secreto que en el encuentro del sábado Juande optó por reservar a un jugador muy importante en esta fase, Chory Castro, debido a sus problemas físicos. Entre ambas citas, en casa frente al Sporting, la relación de descartes se elevó a media docena. La conclusión es sencilla: en este periodo de cinco encuentros el entrenador manchego no ha podido contar con cuatro fijos: Weligton, Recio, Keko y Charles. Y, lo que es peor, de momento no están para competir a corto plazo.

El gran mérito del Málaga reside no ya en que ha logrado sobreponerse a tan elevada cantidad de bajas, sino en que se trata de futbolistas llamados a ser titulares. «Si le quitaran tantos futbolistas a nuestros rivales, a ver qué podrían hacer», repiten los componentes del equipo. El caso es que en este periodo ha sumado dos victorias y dos empates, ocho puntos muy valiosos para asentarse en la zona media. Conviene recordar que a estas alturas del año pasado llevaba solo nueve puntos (ahora acumula 16), era colista y únicamente había marcado cinco goles.

¿Cómo ha podido sobreponerse el Málaga a tantos factores adversos? El objetivo de distanciarse de la zona de descenso no se habría alcanzado de no mediar un elevado grado de compromiso de los jugadores. El detalle más evidente se centra en que en cada partido ha habido un futbolista importante. Ya ocurrió con Rosales en Vitoria o Duda frente al Athletic, y después han sido fundamentales Sandro, Ontiveros, Santos o Kameni, aunque este como líder de un bloque defensivo extraordinario en el Camp Nou.

La otra clave, según admiten en el vestuario, es la figura del entrenador. Juande transmite en todo momento una enorme serenidad y no se ha dejado llevar por los nervios ante tantas bajas. Lo suele hacer en las ruedas de prensa (apenas habla de ellas) y también en el día a día.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate